formularioHidden
formularioRDF
Login

Regístrate

O si lo prefieres...

 

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

* GNOSS Ayuda y FAQs * > profesores

facetas

2 resultados

Guía GNOSS para… profesores universitarios
Bolonia, las nuevas redes sociales y la integración acelerada de los propios estudiantes en la sociedad digital requieren respuestas desde el profesorado universitario adaptadas a esos nuevos retos. Si la vida en la red es algo ampliamente asumido por los estudiantes, la universidad debe, para optimizar sus renovados enfoques, asociarse plenamente y desde ya a esta evolución. Clases y tutorías presenciales se transforman paulatinamente en complementos de un acompañamiento continuado y de una creación de inteligencia colectiva entre profesores y alumnos nunca alcanzada en los entornos pasados 1.0. Los entornos de conversación en la Red han entrado en la universidad impulsados por las nuevas generaciones de universitarios y profesores que entienden y trabajan con normalidad y éxito en la web 2.0. La conexión y la difusión del conocimiento en los campus universitarios están ligadas al empleo de nuevas herramientas y servicios desde internet. GNOSS es una opción idónea en la universidad para el trabajo colaborativo, la generación de inteligencia y conocimiento colectivos, las actividades de los grupos de investigación, la visibilidad a medida en la web y como radar de tendencias y nuevas ideas.

Paso a paso
El profesor universitario puede hacer un recorrido rápido por los servicios y contenidos que ofrece GNOSS desde la guía ‘10 pasos para conocer GNOSS’  En una primera lectura quizá ya se le ocurran algunas de las utilidades de esta red para su trabajo. Podemos aquí profundizar en algunas de ellas e ilustrarlo con casos reales que se están desarrollando de forma exitosa.

 
Las comunidades GNOSS como eje de una docencia, conocimiento e inteligencia colectivos incrementales en el tiempo
Las comunidades de GNOSS son espacios en los que los usuarios comparten información sobre temas en los que tienen intereses comunes. En ellas, seleccionan y ofrecen contenidos sobre los que conversan y hacen valoraciones acerca de lo que consideran oportuno. A diferencia del trabajo desde los campus virtuales universitarios clásicos, profesores y alumnos tienen, desde GNOSS, y si así lo desean, la posibilidad de abrirse plenamente a la creación de conocimiento colectivo interactuando con todo aquel que en la red esté interesado por los mismos temas que se están elaborando y compartiendo en el marco de esa comunidad. Así, alumnos o profesores de cualquier universidad del mundo pueden, en tiempo real y online, enriquecer y enriquecerse a su vez de la creación colaborativa que en una determinada materia o área del conocimiento se esté llevando a cabo. A su vez, el conocimiento acumulado a través de herramientas semánticas en GNOSS, permite a generaciones sucesivas de estudiantes y profesores, a través de los años, añadir valor al conocimiento incesantemente creado y conservado online. Para los profesores 2.0, esto representa una verdadera revolución en la docencia. Se trata además de un cambio absolutamente en sintonía con las recomendaciones de Bolonia y que permite incluso ir más allá en cuanto a generación, difusión y aplicación del conocimiento colectivo.

Experiencias en este ámbito que se están llevando actualmente a cabo en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid están resultando exitosas y muy aleccionadoras en diversos aspectos. En términos de participación, los estudiantes y profesores se encuentran, en el ámbito de esas comunidades, online y en tiempo real, para desarrollar conjunta y continuamente una asignatura (es el caso concreto, por ejemplo, de la asignatura "Organización Económica Internacional" y lo va a comenzar a ser en dos meses en el caso de "Economía del Desarrollo" y de "Economía de España y Mundial" y el proceso es expansivo). Dichas asignaturas se encasillan en una comunidad alrrededor de un área de interés determinada, abierta al público en general, donde se crea y comparte el conocimiento a través de una participación online de manera que incluso el concepto mismo de "tutoría" e incluso el de "clases presenciales" se va transformando en investigación conjunta guiada por el profesor. Asimismo, el trabajo de los estudiantes, a través de GNOSS, en el ámbito de su presencia casi contínua en la vida digital, así como las clases en aula informática vienen a complementar ahora al resto de herramientas docentes existentes.

 

Canal de reputación e identidad
El profesor universitario puede abanderar o liderar una tendencia o tema en el que quiera trabajar su reputación o difundir sus conocimientos. Por ejemplo, en GNOSS, conceptos como ‘Green Competitiveness’ o ‘Codesarrollo’ ya cuentan con comunidades abiertas en las que profesores universitarios y alumnos comparten y divulgan conocimiento.

Gracias a su tecnología semántica, GNOSS permite al profesor universitario una rápida y eficaz difusión de su conocimiento puesto que el etiquetado y la categorización de los documentos compartidos ayudan a obtener presencia y visibilidad en buscadores como GoogleBing. Tal y como se viene observando en algunas Universidades, son los propios estudiantes universitarios, los interesados por la visibilidad externa o la necesidad de simplemente compartir sus ideas y sus perfiles (CV), muchas veces con la mente puesta en su futura proyección profesional, los que crean facilmente desde GNOSS sus propios blogs y retan al debate, no sólo a sus compañeros y profesores, sino de manera amplia a todos aquellos que desde la red se interesen por los temas tratados. GNOSS transforma esta motivación en herramienta adicional de creación de conocimiento colectivo en el marco de la docencia universitaria.

 

Información seleccionada, certificación y evaluación
Tanto para universitarios como para profesores, la comunidades son un espacio de encuentro en el que reciben información seleccionada (las comunidades están moderadas por administradores o responsables con reputación en el tema al que están dedicadas) y, además, pueden establecer contactos con expertos, investigadores o conocedores de esa materia.

Por otro lado, el profesor universitario, pudiendo ser administrador de la comunidad a la par que profesor, tiene la posibilidad en todo momento de certificar los recursos que entran en la comunidad y de esa forma disponer de una vía adicional de evaluación continua de sus alumnos. Además, el profesor puede en todo momento hacer votar a los estudiantes por las calidades de los nuevos recursos integrados y compartidos, y exigir que dicho voto se haga de manera razonada acompañándolo de un comentario personal justificando el voto. Este proceso multiplica el interés de los estudiantes por el acceso a la lectura de recursos originados por otros.

En general, y así lo muestran las primeras experiencias universitarias en la materia, los estudiantes se vuelven más participativos y se vuelcan de manera continuada en el trabajo de la asignatura. Descubren un canal creativo a la par que son conscientes que la calidad de su capacidad creativa es la que realmente se reflejará en los resultados de su evaluación y de la nota final que obtenga en la asignatura. En cuanto al profesor universitario, GNOSS le permite una mayor eficiencia al introducir cambios importantes y drásticos en el formato de su docencia. El seguimiento y la comunicación contínua con el trabajo individual y colectivo de sus alumnos le permite ampliar su creatividad docente y no supone trabajo o tiempo adicional al que anteriormente dedicaba a sus tutorías con los estudiantes. De hecho, es el propio concepto de "tutoría" el que se transforma en 'tutoría digital 2.0', abriéndole opciones a un un potencial muy superior. En definitiva, los profesores y la propia universidad se integran en una realidad que hace ya tiempo habían asumido los estudiantes inmersos en las redes sociales y la vida digital. 

 
Grupos de trabajo y gestión documental
Las comunidades de GNOSS tienen muchas más utilidades en el desarrollo de una asignatura. Por ejemplo, pueden ser el espacio en el que un catedrático comparte los contenidos que está impartiendo en clase. De esta manera no tiene que estar mandando correos electrónicos, ni listas… Crea la comunidad y sus alumnos acceden a ella, se comunican y trabajan con él. GNOSS multiplica y complementa las posibilidades actuales de los campus virtuales haciéndonos entrar en la Universidad 2.0. El trabajo de la asignatura se crea a la vez que se despliega en una 'mesa virtual' en la que todos, profesores y alumnos, comparten todo el material que se presenta e intercambia en tiempo real. Además, los thesaurus, las categorías establecidas por el profesor, como administrador de la comunidad, estructuran los espacios donde situar o buscar recursos de todo tipo manteniendo a los estudiantes en contacto directo con el profesor y con todo el material que de manera continua y evolutiva se acumula a través de tecnologías semánticas. Las categorías de clasificación se combinan con los etiquetados semánticos para facilitar además las búsquedas de recursos que resultan clave en todo proceso de investigación. A medida que crecen los contenidos y los participantes de una comunidad crece el potencial creativo de los profesores y alumnos que en cursos sucesivos entrarán a participar del conocimiento colaborativo acumulado. De esta forma el futuro se convierte en garantía de un conocimiento elaborado siempre superior.


Lo mismo sucede con los alumnos: una comunidad de GNOSS es un espacio que permite la gestión colaborativa de un trabajo para una asignatura, ya sea individual o colectivamente. Además, ofrece grandes posibilidades en la elaboración de documentos: un grupo de alumnos puede escribir un trabajo e ir transformándolo en un mismo espacio con correcciones o nuevas aportaciones a través de la participación colaborativa en formato wiki. GNOSS le muestra el historial y le asegura que no se pierde el documento ni sus sucesivas versiones. Este mismo concepto se puede aplicar a los grupos de investigación de una universidad.

Y una cuestión importante: GNOSS permite trabajar desde cualquier lugar del mundo. Sólo hace falta tener conexión a internet.

 
Trabajo en grupo con la máxima privacidad
GNOSS permite que el profesor tenga la confidencialidad y privacidad que necesite para el desarrollo de su trabajo, tanto con su identidad personal como con la visibilidad de las comunidades que promueva. ¿Cómo? Desde el punto de vista de usuario, a la hora de hacer el registro en GNOSS, un profesor escoge si es visible para el resto de miembros de GNOSS y si desea que buscadores externos le localicen. Por otro lado, también decide si muestra en público su biografía y recursos. A posteriori, puede editar estos detalles desde ‘Editar perfil’ en ‘Mi perfil’ de su menú desplegable.


En las comunidades de GNOSS también existen varias posibilidades para trabajar en público o en privado. Para conseguir la máxima confidencialidad, el profesional universitario puede solicitar una comunidad privada a la que un usuario, en este caso miembro de su grupo de alumnos o grupo de investigación, sólo accede previa invitación. Los contenidos serán visibles dentro de GNOSS, pero nunca fuera de su ámbito, es decir, buscadores como Google o Bing no indexarán los recursos. Pero, si este nivel de privacidad no es suficiente, hay otra posibilidad: una comunidad reservada. No aparece ni en el directorio de GNOSS, ni en ningún buscador. Para formar parte de ella, hay que recibir la invitación de su administrador.

 
Herramientas de pensamiento colectivo
Una de las últimas novedades de GNOSS son las herramientas de ‘Pensamiento colectivo’, concretamente el servicio dafo. El profesor universitario puede promover desde GNOSS un análisis colectivo sobre un actor o agente determinado en un contexto social. ¿Cómo? Guía GNOSS para… hacer un dafo.

 

 Tendencias en Universidad 2.0
GNOSS funciona como radar de tendencias y nuevas ideas y proyectos que se lanzan en los ‘mundos’ ‘on line’ y ‘off line’. En el caso de la universidad, el Equipo de GNOSS ha lanzado la comunidad ‘Universidad 2.0’, que profundiza en cómo la innovación educativa fomenta el desarrollo de la universidad.
 

Una transformación "bottom-up" necesaria y enriquecedora

A lo largo de la historia, las universidades han experimentado cambios drásticos, grandes saltos cualitativos que han permitido avances espectaculares. Generalmente, estos se han producido "de arriba a abajo" como resultado de la reflexión e iniciativa de aquellos que poseían el conocimiento y  la experiencia y la ponían al servicio de la comunidad. Hoy en día, la sociedad sostenible del conocimiento ha situado antes que a nadie a los estudiantes, por inquietudes y adaptación a las nuevas tecnologías, en una posición privilegiada para integrarse y dominar las nuevas herramientas que construyen la vida digital y las redes sociales. El cambio que se esta produciendo hacia la Universidad 2.0 es de naturaleza 'bottom-up', construido desde abajo, desde la propia asimilación por los estudiantes del valor del conocimiento colectivo, y por lo tanto compartido. Son ellos los que en las diversas experiencias universitarias que se estan llevando a cabo no solo muestran el camino a seguir al profesor 2.0, sino que le aleccionan en el ejercicio propio de compartir conocimiento en aras a la creación de un conocimiento colectivo superior para beneficio de todos. Éste adquiere la obligación ética de adaptar el papel de 'guía' que le imprime Bolonia al uso de aquello que resulta más eficaz en su enfoque docente.

 

Si esta necesaria transformación universitaria tuviese que surgir hoy en día de arriba a abajo, desde la propia jerarquía académica, las posibilidades de exito y la cadencia de la misma serían mucho menores que las que se están observando actualmente, y ello no solamente por resistencias al cambio. Paradójicamente, se observa que son los propios estudiantes los que 'mueven' a los profesores a integrarse aún más en las realidades 2.0 que el propio profesor les ha hecho previamente descubrir. Es esa la experiencia concreta que algunos de ellos nos estan transmitiendo. En la simbiosis entre las nuevas formas de participación en la vida digital completamente asumidas por los estudiantes, y la asimilación necesaria de ésta, por parte de los profesores, en sus enfoques docentes, se encuentra sin duda el camino del éxito hacia la Universidad 2.0. 

...

Publicado el 25.8.2010 por Equipo GNOSS

Guía GNOSS para... profesores

Colegios y centros educativos apuestan por la integración de Internet en la formación y en el desarrollo de nuevas formas de aprendizaje. GNOSS ha desarrollado contenidos y servicios para que los profesionales de la Educación exploten las posibilidades de la Red en un entorno privado y seguro. Trabajos, evaluaciones, materiales didácticos... protagonizan las opciones que GNOSS ofrece a profesores, educadores, padres y alumnos.
 
Aula virtual y gestión de asignaturas
Trabajos, contenidos… Las comunidades de GNOSS son espacios que se adaptan a las necesidades de un profesor para gestionar el desarrollo de una asignatura desde la Red. Para empezar, los contenidos de la materia se pueden compartir desde una comunidad de GNOSS con la privacidad que se escoja: sólo los verían los alumnos y las personas que el profesor determine. A su vez, una comunidad de GNOSS puede servir para realizar evaluaciones de documentos. El profesor propone un tema sobre el que hay que entregar un trabajo y los alumnos lo suben a una comunidad. Gracias a la política de certificación, el docente puede calificar los documentos de 0 a 10 o evaluarlos según su criterio (suspenso, aprobado, notable…).
 
 
Un espacio de debate para conocer nuevas formas de aprender
GNOSS es una red social en la que los usuarios comparten información en comunidades temáticas. Los docentes pueden disfrutar de varias comunidades que se han desarrollado desde GNOSS con contenidos muy interesantes en función de su especialidad. En ellas se ofrecen informaciones relacionadas con las últimas tendencias y noticias en educación:

 

  

En estas comunidades, además de compartir recursos, el profesor puede participar en el debate que se desarrolla en torno a las informaciones y archivos que se suben. Incluso puede valorarlos, siempre según la política de certificación que haya determinado el ‘community manager’.
 
El profesor tiene la opción de solicitar cuantas comunidades quiera y darles diferentes usos, siempre con un valor añadido, ya que se le permite el nivel de confidencialidad que requieras: desde la máxima exposición pública a la reserva total. 
 
Web y disco duro virtual
El claustro de profesores de un centro puede aprovechar las posibilidades que le ofrece GNOSS con la opción de usuario en modo corporativo. Al darse de alta como organización, un colegio o instituto tiene la opción de editar su trayectoria y mostrar, por ejemplo, una descripción de qué servicios presta o actividades se pueden desarrollar en sus instalaciones. Es decir, puede funcionar como página web o tarjeta de presentación del centro.
 
Pero las opciones que ofrece GNOSS no acaban ahí: el usuario en modo organización proporciona capacidad para crear un disco duro virtual en el que se almacena todo tipo de documentos de un modo privado o, si se desea, mostrarlos públicamente. Por ejemplo, es interesante enseñar a los internautas un archivo pdf con todas las actividades extraescolares que se organizan en el centro. Sin embargo, en los recursos privados pueden tener su hueco documentos confidenciales como el acta de una reunión.
 

Será el colegio, como organización, quien decida qué contactos pueden acceder y participar en sus recursos como editores o simplemente como lectores. Así, GNOSS podría funcionar como intranet del claustro de profesores.

Por otro lado, GNOSS también ofrece una herramienta de blogs, con la que un colegio, un profesor o una clase puede liderar un tema determinado (medio ambiente, ecología...) u ofrecer las últimas novedades del centro. 

 

...

Publicado el 8.3.2010 por Equipo GNOSS