formularioHidden
formularioRDF
Login

Regístrate

O si lo prefieres...

 

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

Compartido Rubén Vinagre Sáenz Por Rubén Vinagre Sáenz

Acerca de este recurso...

Visitas 41

Valoración +1 Me gusta No me gusta

Lina María Aguirre, responsable del blog 'Teclado móvil', analiza la (im)pertinencia de ofrecer contenidos de forma gratuita desde las webs de los medios de comunicación. Hace un recorrido por las últimas acciones emprendidas por los 'mass media' para rentabilizar su producción informativa. También hace algún apunte muy irónico: "Secuestradores y extorsionistas quedan como público mayoritario de la prensa, porque necesitan los diarios para probar fechas en los mensajes de sus víctimas o para recortar letras de las secciones de moda para comunicados anónimos..."

Se respeta la licencia original del recurso.

1 comentario

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

2009/10/26 07:06

Muy buen artículo. Interesante particularmente la reflexión sobre los micropagos y los pagos emocionales (pago sólo por la información sobre aquello que me ha conmovido). Esto lleva a reflexionar sobre la naturaleza de la información o, dicho de otro modo, sobre el modo de "cocinarla" o presentarla para que la gente desee comprarla. Por otro lado, parece tecnológicamente posible que cada cual se construya su propio diario a través de un boletín de suscripciones (y me refiero a un diario en concreto, no al resultado de utilizar agregadores). Existe tecnología para ambas cosas (y ambas, micropagos y suscripciones son complementarias). Ello permitiría a cada lector, además, construir una especie de metadiario con aquello que más le guste de cada uno de ellos. Por último, el asunto de cobrar probablemente implique alguna clase de movimiento concertado, o más o menos armónico, entre los productores y proveedores de contenidos "de calidad". Seguramente se producirá; y con ello también una revisión del modelo publicitario actual, el verdadero talón de Aquiles de muchos medios online. Si es posible una información a la carta, debería ser posible una publicidad a la carta y asíncrona (e incluso el pagar por no tener que soportarla)