Watermelon: la web de datos enlazados en un eterno grafo de conocimiento > Grafos de conocimiento: Web semántica

    sortFiltrar Ordenar
    39 resultados

    Artículo

    /

    Publicado el 10.6.2010 por Ricardo Alonso Maturana

    Remixing Social and Search: el futuro de las estrategias de búsqueda y recuperación de la información

    ENGLISH VERSION/ TEXTO EN ESPAÑOL

    Todavía hoy, nuestra experiencia corriente de búsqueda tiene que ver con la presentación en una simple lista de contenidos ordenados de acuerdo con un cierto criterio de relevancia. Por otro lado, la experiencia de búsqueda en redes sociales es, por lo general, insuficiente cuando no pobre.

    El pasado 5 de mayo, en el marco de la Web 2.0 Expo celebrado en San Francisco, Matt Maclaurin, director del FUSE Lab de Microsoft realizó una conferencia titulada: FUSE Labs: Remixing Social Search. No fue la única que se interrogaba sobre la futura naturaleza de las búsquedas en internet, pero sí, a mi jucio, la mejor de todas en este campo concreto. Lamentablemente no colgó la presentación, por lo que no puede encontrarse entre la documentación del Congreso.

    En gnoss.com estamos trabajando en el desarrollo de soluciones de descubrimiento, exploración y recuperación de información que van un paso más allá de lo que podemos denominar 'experiencia Google'. El objetivo es construir soluciones de recuperación y búsqueda de información que exploten las enormes posibilidades derivadas del crecimiento acelerado de la web social. Estamos investigando y trabajando sobre los modos en los que pueden relacionarse la web social y las estrategias de búsqueda basadas en ella, lo que podemos llamar #SOCIAL and #SEARCH;  y ello con el objetivo de descubrir nuevas estrategias que conecten la web de los datos (lo que será la web semántica) con su desarrollo social.

    Aunque resulta difícil establecer con exactitud en qué consistirá nuestra experiencia de búsqueda dentro de no tanto tiempo, no lo es tanto describir cuáles serán algunos de sus aspectos fundamentales. Probablemente, el más relevante de todos ellos tendrá que ver con el hecho de que el proceso de descubrimiento y exploración de la información será menos documental y más social, más inteligente, razonado y restrictivo y, sobre todo, más contextual y personal. 

    La riqueza social de la web precisa de nuevos modos de descubrir y presentar la información, de nuevas herramientas que provean de vistas y perspectivas de lo que ocurre y nos interesa en los espacios sociales en los que participamos, que nos ofrezcan, en suma, nuevos modos de acceder, agregar, categorizar y presentar, todo ello del modo más automático posible, la información cuando exploramos nuestras redes sociales; que faciliten, por último, el descubrimiento de información, junto con sus contextos, mediante procesos de inferencia y razonamiento, en lugar de ofrecer como resultado desmesuradas listas ordenadas por relevancia.

     

    #SEARCH y #SOCIAL

    Llamaremos #SEARCH a nuestra experiencia corriente de búsqueda y recuperación de información tal y como está construida de un modo general en la actualidad. #SEARCH designa lo que antes hemos denominado la “experiencia google”. Por su parte, #SOCIAL designará nuestra experiencia de vida digital entendida de la manera habitual en la que la gente la desarrolla en entornos digitales tales como Facebook, Tuenti, Twitter, Flickr o gnoss.com

    Indudablemente, #SEARCH hace referencia de manera inmediata a un aspecto esencial de nuestra experiencia de la web. Hasta hace relativamente poco tiempo la experiencia común de la web estaba determinada por la satisfacción que producía en el usuario su experiencia de búsqueda.

    En los últimos años, sin embargo, la web social ha incorporado una dimensión nueva a nuestra experiencia común de internet. Para muchas personas, #SOCIAL representa ahora su experiencia cotidiana de la web, una experiencia en muchos casos más intensa y continuada que la que puede ofrecer #SEARCH. El acelerado crecimiento y evolución de #SOCIAL está ligado de manera muy profunda al  modo en el que las personas se enfrentan y resuelven los procesos de búsqueda, exploración, descubrimiento y recuperación de la información.

    El concepto de #SOCIALSEARCH está en el fondo de todos los proyectos que se están replanteando la experiencia humana con la tecnología. Matt Maclaurin consideraba, en la conferencia a la que nos hemos referido, que sin duda va a ser uno de los conductores tecnológicos de los próximos 3 años; sin embargo ¿a qué nos referimos exactamente con él? ¿A buscar información y documentación en nuestras redes sociales? ¿A buscar información y documentación a través de nuestra red social, por ejemplo preguntando o suscribiéndome a lo que hacen determinadas persona o grupos de trabajo? ¿O bien a suscribirme a conceptos o ideas, como puede ser un #hastag, en el marco de una red social? ¿A buscar personas o amigos con intereses parecidos o conexos con los nuestros en sitios como Delicious o GNOSS, en los cuáles los usuarios muestran información etiquetada y organizada sobre sus hallazgos en internet?

    A diferencia de lo que ocurre con #SEARCH, en  #SOCIAL los contenidos y datos llevan incorporados un contexto social, que los caracteriza y enriquece y que, además, puede funcionar muy bien como criterio de búsqueda. Esta nueva clase de búsquedas sociales requieren de herramientas que incluyan procedimientos de interrogación y razonamiento humanos, más sofisticados e inteligentes que los que funcionaban en #SEARCH, como son los que proporciona la web semántica. En efecto, estamos fusionando o remezclando nuestras experiencias de búsqueda, exploración y descubrimiento de conocimiento con nuestra vida social en la red. En este nuevo escenario, #SEARCH necesita de #SOCIAL para crear y dar sentido a los datos. En el futuro, #SOCIAL y #SEARCH no serán actividades separadas: #SEARCH buscará en #SOCIAL y #SOCIAL dará sentido e interpretará a #SEARCH. Por último, #SEARCH necesita de #SOCIAL para generar contextos, especialmente, contextos personales de trabajo y aprendizaje. 

     

    Conectividad social e integración de la información

    Los siguientes gráficos muestran la relación entre la conectividad social y la conectividad de la semántica de la información (del modo en el que los humanos "acordamos" una interpretación común de las cosas) en el marco más amplio de la evolución de la web. Como se ve, la fusión de  #SOCIAL and #SEARCH aparece como una construcción inevitable en ese marco más amplio (se trata del mismo fenómeno que es observable en evolución de los lenguajes naturales: ¿cómo, si no, resulta posible que un grupo humano grande o muy grande haya llegado a interpretaciones tan comunes acerca del uso de las palabras?)

     

     

    La segunda figura abunda en esta idea de conectividad entre personas e información conforme avanzamos colectivamente en los procesos de digitalización de la información. En la parte correspondiente a la tercera década de la web, se muestra un grafo con algunos de los proyectos que están colaborando en la construcción de la web semántica abriendo y enlazando sus datos.

     

     

     

     

     

     

    ENGLISH VERSION/ TEXTO EN ESPAÑOL

    Even today, our common search experience has to do with the presentation in a simple list of contents sorted according to some relevance criterion. On the other hand, the search experience on social networks is usually insufficient if not poor.

    On 5th May, in the context of the Web 2.0 Expo in San Francisco, Matt Maclaurin, director of the FUSE Lab at Microsoft held a conference called: FUSE Labs: Remixing Social Search. It was not the only one who wondered about the future nature of Internet search, but, in my opinion, it was the best of all in this particular field. Unfortunately he didn’t upload his presentation, so it can’t be found among the documents of the Conference 

    In  gnoss.com, we are working on developing solutions for discovery, exploration and retrieval of information that go a step beyond what can be called 'Google experience’. The aim is to build search and retrieval information solutions that exploit the enormous opportunities arising from the rapid growth of the social web. We are investigating and working on ways of relating the social web and search strategies based on it. This is what we can call #SOCIAL and #SEARCH; all that with the aim of finding out new strategies to connect the web of data (what the semantic web will became) with its social development.

    Although it is difficult to establish exactly what our search experience will involve in not so long, it isn’t so much to describe what some of its basic aspects will be. The most important of all them will probably have to do with the fact that the process of discovery and exploration of information will become less documentary and more social, more intelligent, reasoned and restrictive and, above all, more contextual and personal.

    The social wealth of the Web requires new ways of discovering and presenting information and also new tools that provide views and perspectives of what is happening and what we are concerned with in the social spaces where we participate. In short, we need that it offers new ways to access, add, categorize and present information as automatically as possible when exploring our social networks. Finally, it has to facilitate the discovery of information, along with their contexts, through processes of inference and reasoning instead of offering results of enormous lists sorted by relevance.

     

    #SEARCH and #SOCIAL

    We’ll call #SEARCH to our common experience of search and retrieval of information as it is built in general way at present. #SEARCH designates what we have previously named the ‘Google experience’. For its part, #SOCIAL designates our digital life experience understood in the usual way in which people develops it in digital environments such as Facebook, Tuenti, Twitter, Flickr or gnoss.com

    Undoubtedly, #SEARCH refers to an essential aspect of our web experience. Until relatively recently, the common experience on the web was determined by the satisfaction that the search experience produced in the user.

    However, in recent years, the social web has added a new dimension to our common experience of the Internet. For many people, #SOCIAL  now represents their everyday experience of the Web, which is often a more intense and continuous experience than the one that #SEARCH can offer. The rapid growth and evolution of #SOCIAL is linked in a very deep way to the way in which people face and solve the process of search, exploration, discovery and retrieval of information.

    The #SOCIALSEARCH concept lies at the bottom of all projects that are redefining the human experience with technology. Matt Maclaurin considered at the conference commented above that it is certainly going to be one of the technological drivers of the next three years. But what do we mean exactly with that? To seek information and documentation in our social networks? To search for information and documentation through our social network, for example asking or subscribing to what certain people or workgroups do? Or to subscribe to concepts or ideas, such as a # hastag, in the context of a social network? To find people or friends with common or related interests in places like Delicious or GNOSS, where users show tagged and organized information about their findings on the Internet?

     

    In this new context, #SEARCH needs #SOCIAL to create and give meaning to data. In the future, #SOCIAL and #SEARCH will not be separate activities: #SEARCH will look for information in #SOCIAL, and #SOCIAL will give meaning and will interpret #SEARCH. Finally, #SEARCH needs #SOCIAL to generate contexts, especially personal learning and work contexts.

    Unlike what happens with #SEARCH, in #SOCIAL data and content carry a social context that characterizes and enriches them, and it also can work very well as a search criterion. This new kind of social search requires tools that include query procedures and human reasoning, more sophisticated and intelligent than those which worked in  #SEARCH, such as those provided by the semantic web. In fact, we are merging or remixing our search, exploration and knowledge discovery experiences with our social life on the Net. In this new scenario, #SEARCH needs #SOCIAL to create and give meaning to data. In the future, #SOCIAL and #SEARCH won’t be separate activities: #SEARCH will look for information in #SOCIAL and #SOCIAL will interpret and give meaning to #SEARCH. Finally, #SEARCH needs #SOCIAL to generate contexts, especially personal contexts of work and learning.

     

     

    Social connectivity and integration of information

    The following charts show the relationship between the social connectivity and the connectivity of the semantic information (the way in which humans ‘agreed’ a common understanding of things) in the broadest context of the evolution of the web. As shown, the fusion of #SOCIAL and #SEARCH appears as an inevitable construction in that broader context (this is the same phenomenon that can be observed in the evolution of natural languages: otherwise, how is it possible that a large or very large human group has come to so common interpretations about the use of words?).

     

     

    The second figure goes on about this idea of connectivity between people and information as we move forward collectively in the process of information digitalization. The share of the third decade of the Web shows a graph with some of the projects that are collaborating to build the semantic web opening and linking their data.

     Figure 2. Evolution of web tools from web 1.0 to 3.0

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 26.5.2010 por Ricardo Alonso Maturana

    ¿Mis datos en manos de terceros? Ventajas de expresar contenidos con estándares de la web semántica/ My data in third parties’ hands? Advantages of expressing content with semantic web standards

    ENGLISH VERSION/ TEXTO EN ESPAÑOL

    gnoss.com es un espacio de redes sociales que pueden enlazarse Open Data, lo que significa que sus datos están disponibles, para cualquiera que lo desee, en un formato estándar. Para ello, los datos en gnoss se expresan en una clase de ficheros denominados RDF (Resource Description Framework), que son uno de los estándares de W3C para la web semántica. En nuestro caso, un RDF es un modelo semántico de descripción de un recurso concreto cuya forma viene determinada en un lenguaje de marcado o etiquetado denominado OWL (Ontology Web Language).

    Una ontología concreta expresa un modo de categorizar, modelar o representar nuestro conocimiento con relación a un campo, entidad u objeto determinado. Lo normal es que las ontologías representen las entidades, que en nuestro lenguaje natural son denotadas mediante los nombre propios y comunes, y sus relaciones. Como lo hacemos en un lenguaje que puede ser "comprendido" por las máquinas, éstas pueden "entendernos" a nosotros o, visto al revés, nosotros podemos conversar con ellas utilizando nuestras capacidades de un modo natural, esto es, podemos razonar con ellas. ¡Y esto representa una gran oportunidad para todos!

    El problema es que con las ontologías pasa lo mismo que con nuestras palabras: no todo el mundo les atribuye el mismo significado. En el mundo offline casi cualquier acuerdo entre personas termina derivando en una cuestión terminológica. Cuando firmamos un acuerdo o un contrato, nos tomamos mucho tiempo para especificar que significa en concreto cada palabra. De lo contrario, pueden surgir conflictos que precisan de alguien que interprete el texto desde una posición neutral, esto es, que ejerza un arbitraje. Lo mismo pasa casi con cualquier código o sistema de normas. ¡Por eso el lenguaje jurídico se parece tanto al de los informáticos, aunque ellos no lo sepan!

    Con los sistemas y las máquinas sucede lo mismo: si no utilizan la misma ontología, si no atribuyen el mismo significado y relaciones a una entidad, no pueden entenderse; y, si no se entienden, no pueden comunicarse, lo que en términos un poco más técnicos quiere decir que no pueden interoperar. Imaginemos, por ejemplo, que para un sistema la ontología de "persona" (el conjunto mínimo de atributos que permite a un sistema identificar a un humano en concreto) son: nombre, apellido del padre, apellido de la madre y fecha de nacimiento. Parece un descripción muy lógica e intituitiva, pero no se entenderá con otra que la describa en estos términos: nombre, primer apellido, segundo apellido, fecha de nacimiento y mucho menos con una tercera que lo haga de este modo: first name, last name, etc... Los sistemas pueden tener sus datos abiertos, pero como no se entiendan...Para ello se necesitan acuerdos, formas normalizadas de definir una determinada entidad.

    Hay muchas cosas que necesitan conocer los sistemas, especialmente en el contexto de una red social, para poder comunicarse con sentido con las personas: para ser "inteligentes"; y si, además, queremos que se entiendan e interoperen con otros sistemas, precisamos que todos ellos hablen con las mismas palabras, esto es, que utilicen las mismas ontologías. A estas ontologías sobre las que existe un acuerdo (que puede ser universal, muy amplio o...menos amplio) las denominamos vocabularios. Algunos vocabularios de carácter muy general resultan especialmente importantes. Dado que los sistemas funcionan sobre la base de documentos digitalizados y descripciones de personas, las ontologías que representan nuestra idea general de lo que es un recurso o documento digital, las que modelan la descripción de una persona y aquellas que describen un sistema de categorías o tesauro resultan especialmente importantes. Ellas representan del modo más inclusivo a casi cualquier contenido que puede encontrarse en internet y por ello hacen que las máquinas y los sistemas puedan interoperar entre sí. Por supuesto, existen muchas más ontologías y vocabularios, generalmente pertenecientes a dominios más concretos o sectoriales (como las que representan el conjunto de patologías clínicas, por ejemplo). 

     

    ONTOLOGÍA DE GNOSS.COM

    La ontología de gnoss.com la hemos ido construyendo nosotros, lo que quiere decir que no nos hemos fijado en el modo en el que otras personas o grupos entendían tal o cual concepto, objeto o cosa. Responde a nuestra visión del mundo. El problema en este caso radica en que, aunque se trata de una ontología abierta, las personas que la interpreten deben asumir nuestra visión para poder expresar nuestros datos en sus páginas web. Evidentemente se trata de un gran problema. Aunque no paramos de, por así decirlo, "hablar", lo hacemos en un lenguaje privado. Esto suele ser así en los albores de una tecnología, cuando no se conocen bien ni sus límites, ni sus posibilidades.

    En efecto, la web semántica es algo muy nuevo y no existían acuerdos previos sobre cómo describir un tesauro o una patología clínica, del mismo modo que durante muchos años no existía un estándar que regulara el sentido de la rosca de los tornillos. Como es sabido, la estandarización industrial corrió de la mano de una oficina de estandarización (la ISO), pues bien, la de la web corre a cargo de W3C. Somos conscientes de la importancia de trabajar con estándares ontológicos si realmente queremos no sólo que nuestros datos estén abiertos y disponibles, sino que sean de verdad enlazables desde otras aplicaciones.

    Como ya hemos señalado, W3C ha avanzado en la estandarización de algunas ontologías muy generales. Como son muy generales, resultan de aprovechamiento casi universal y por tanto muy útiles para resolver problemas de interoperabilidad de muy amplio espectro. Estas ontologías se refieren a:

    ·           El modo en el que debemos describir a una persona para que los sistemas sepan que se trata de una persona (FOAF).

    ·           El modo en el que deben estar descritos la información y los recursos en una red social, comunidad o grupo de trabajo colaborativo para que puedan ser interpretados y mostrados desde otra; esto es, el modo en el que debemos describir la información para que las redes sociales puedan intercambiar información o interoperar semánticamente sobre la base del conocimiento o interpretación automática de la misma por parte de los sistemas (SIOC).

    ·           El modo en el que organizamos o categorizamos la información (el modo en el que creamos tesauros o taxonomías) (SKOS).

    En gnoss.com estamos migrando nuestra ontología con el fin de expresarla de acuerdo con estos estándares. Este trabajo estará finalizado para principios de junio de 2010 (en una semana aproximadamente), con lo que gnoss.com, además de ser un espacio Open Data, será un espacio de Linking Data, esto es, sus datos serán enlazables, interpretables y expresables desde cualquier web que trabaje dentro de los estándares de la web semántica. Estos estándares son los que en el corto y medio plazo se irán imponiendo para resolver los profundos problemas de aislamiento a los que nos somete el no hacerlo así. Los sistemas de salud, las administraciones públicas y las grandes corporaciones están asumiendo la necesidad de trabajar con ellos si quieren aprovechar el potencial de sus sistemas y de la relación entre ellos y las personas. Poco a poco lo irán haciendo el resto de las empresas y personas. Aparte de poder disponer de mis datos PARA SIEMPRE en forma segura, el hecho de que las máquinas puedan interpretar documentos en “modo casi humano” presenta grandes ventajas cuando de lo que se trata de buscar o rescatar la información o de descubrir relaciones ocultas en ella.

     

    LINKED DATA vs OPEN SOURCE: POR QUÉ LAS ALTERNATIVAS BASADAS EN DATOS ABIERTOS SON SUPERIORES A LAS DE CÓDIGO ABIERTO

    Jon Bishop ofrece en 9 Free Ning Alternatives And Some Open Source Solutions un resumen de las alternativas gratuitas a Ning sobre plataformas de terceros. De muchas de ellas, y de las dificultades de trasladar los contenidos a dichas plataformas ya hemos hablado. El post propone también un conjunto de soluciones Open Source (Código Abierto): BuddyPress [Message from Buddypress]Elgg - [Message from Elgg]; PliggDolphinLovdByLess; InsoshiAstrospaces. Algunas personas han reflexionado, como nosotros, sobre los riesgos de poner los datos en manos de terceros y han llegado a la conclusión de que la solución consiste en ser propietario de la plataforma y de su código.

    Se trata de una alternativa aparentemente razonable porque evitaría esa dependencia  de terceros que tantos quebraderos de cabeza nos puede llegar a dar, como se ha visto. Ahora bien, para empezar, construir una plataforma con algunas de las soluciones Open Source que existen en el mercado y que acabamos de enumerar, siempre será un trabajo y…la comunidad de desarrolladores podría abandonar en algún momento su mantenimiento. Es un riesgo, pero menor que el que supone que nuestros datos se queden en un silo del que no podamos sacarlo, pensarán algunos. Aparte del hecho de que deberemos en algún momento superar la cultura del bricolaje informático, parece necesario expresar con toda claridad algo que con frecuencia queda oculto en el debate OpenSource: el problema no está en el código, está en los datos, en poder interoperar con ellos y no simplemente en tenerlos.

    Mis datos abiertos se pueden expresar en otros lugares, a través de otros ‘frames’ y, sobre todo, pueden conectarse con otros para producir una experiencia de conocimiento más expresiva, evolutiva y extensible. Porque una solución de datos abiertos tiene más extensibilidad, flexibilidad y expresividad que cualquier otra que consideremos. El código es infoestructura y por tanto tratar con él podríamos considerarlo como fontanería o bricolaje de la web. Es el equivalente a la caja de herramientas del Ford T (entonces no había muchos talleres y se asumía que el que se comprara un coche debería dedicar un buen rato a mantenerlo y, eventualmente a repararlo). Hoy día a nadie se le pasa por la cabeza que tendrá que meter mano el el motor de su coche. Pues bien, del mismo modo que no se nos ocurre, cuando compramos un piso, picar la pared  para comprobar de qué están hechas las cañerías, tampoco nos debería preocupar el código, sino sólo el hecho de que nuestros datos estén fácilmente disponibles cuando los necesite y para lo que los necesite.

    Por supuesto, las soluciones menos recomendables son aquellas cuyos datos están cerrados y que, además, no son Open Source (como lamentablemente es el caso de Ning, y…de la mayor parte de las redes sociales, incluidas las muy populares); en segundo lugar, en esta lista que va de menos a más en "recomendabilidad", estarían las redes verticales construidas con Código Abierto; pero sin duda, las mejores o más recomendables serían aquellas cuyos datos están abiertos y pueden ser enlazables, esto es, las soluciones expresadas de acuerdo con los estándares de la web semántica que incluyen, a su vez, sistemas de representación del conocimiento u ontologías que son también estándar.

    gnoss.com representa una solución de esa naturaleza. Es un espacio para alojar redes cuyos datos pueden conectarse con otras redes, por supuesto de las que están albergadas dentro del propio gnoss.com, pero eventualmente también con aquellas otras que estén fuera, pero que compartan la misma ontología. De las que aparecen en la gráfica de abajo, Twine, la solución conceptualmente más próxima a la nuestra, ha sido recientemente comprada por Evri y está en trance de extinción.

    Conviene hacerlo notar una vez más: ¡Son los datos! Si de algo debemos preocuparnos es de ser los absolutos propietarios de los datos; una vez asegurado esto, lo demás debería darnos un poco lo mismo. Las gráficas de abajo expresan con claridad la superioridad de las soluciones Linked Open Data con relación a cualquier otra que podamos considerar y, en particular, las ventajas asociadas con nuestro proyecto.

    Open Linked Data es la solución más escalable y flexible.

      

    Y la más expresiva y extensible

    • Expresividad: es la medida de capacidad de un lenguaje para definir la semántica de un dominio de conocimiento, esto es, para representar conceptos y relaciones entre conceptos.
    • Extensibilidad: es la medida de capacidad de un lenguaje para permitir el futuro crecimiento de un sistema, es decir, la inclusión de nuevos conceptos y relaciones, y del esfuerzo requerido en el sistema para implementar la extensión.


    Información relacionada:

    -Si te quieres ir de Ning, deberías conocer por qué una solución Open Data puede resultar superior

    -Usabilidad débil y usabilidad fuerte

    Los gráficos de este post poseen Copyright de RIAM Intelearning Lab. 

     

    ENGLISH VERSION/ TEXTO EN ESPAÑOL


    gnoss.com is a space of social networks that can be Open Data linked, which means that their data are available to anyone who wants in a standard format. To this end, GNOSS data are expressed in a file type called RDF (Resource Description Framework), which are one of the W3C standards for the semantic web. In our case, a RDF is a semantic model for describing a particular resource whose form is determined by a marking or tagging language called OWL (Web Ontology Language).

    A specific ontology expresses a way of categorizing, modeling or representing our knowledge in relation to a field, an entity or an object. Ontologies normally represent the entities, which in our natural language are denoted by proper and common names, and their relationships. As we do so in a language that can be ‘understood’ by machines, they can ‘understand’ us. From the opposite perspective, we can talk with them using our skills in a natural way, that is, we can reason with them. And this is a great opportunity for everyone!

    The problem is that what happens with ontologies is similar to what happens with our words: not everyone gives them the same meaning. In the offline world, almost any agreement between people ends up drifting into a question of terminology. When we sign an agreement or contract, we take a long time to specify what each word means in particular. Otherwise, some conflicts that require someone to interpret the text from a neutral position may arise, ie someone who acts as an arbitrator. The same thing happens with almost any code or set of standards. That is why legal language is so much like the computer one, although they don’t know it!

    The same thing happens with systems and machines: if they don’t use the same ontology, if they don’t give the same meaning and relations to an entity, they can’t understand each other. And if they don’t understand each other, they can’t communicate, what in some more technical terms means that they can’t interoperate. Imagine, for example, that the ontology of "person" (the minimum set of attributes that allows a system to identify a particular human) for a system includes: name, father’s surname, mother’s surname and date of birth. It seems a very logical and intuitive description, but it won’t be understood by another one that describes it in these terms: name, first surname, second surname, date of birth, and even less with a third one that to does it this way: first name, last name, etc... The systems can have their data open, but if they don’t understand each other... It requires agreements, standard ways to define a particular entity.

    There are many things that systems need to know, especially in the context of a social network, to communicate meaningfully with people: to be ‘smart’. And if we also want them to understand other systems and interoperate with them, we need all them to speak the same words, that is, to use the same ontologies. In practice, there are many things systemes need to know, especially in the context of a social network, to communicate meaningfully with people and to interoperate with other systems. For this to be really possible, they all must speak the same words, that is, using the same ontologies. These ontologies for which there is an agreement (which may be universal, broad or… narrower) are called vocabularies. Some very general vocabularies are particularly important. As the systems operate on the basis of digital documents and descriptions of people, the following ontologies related to them are specially important because they allow you to connect most of the entities that exist on the web: a) ontologies that represent our general idea about a resource or a digital document, b) the ones that shape the description of a person and c) those that describe a system of categories or thesaurus. They represent the most inclusive way to almost any content that can be found on the Internet. Thus, they make the machines and systems to interoperate with each other. Of course, there are many other ontologies and vocabularies, usually with more specific or sectorial domains (such as those representing the set of clinical pathologies, for example).

     

    ONTOLOGY OF GNOSS.COM

    We have been building the ontology of gnoss.com ourselves, which means that we haven’t looked at the way other people or groups understand this or that concept, object or thing. It reflects our worldview. The problem here is that, although it is an open ontology, the people who interpret it must take our vision in order to express our data on their websites. Obviously this is a big problem. Although we do not stop ‘talking’, so to speak, we do it in a private language. This is usually the case at the dawn of a technology, when nor its limits, not it possibilities are well understood.

    In fact, the semantic web is something very new and there were no previous agreements on how to describe a thesaurus or a clinical pathology, just as for years there was no standard to regulate the direction of the screw threads. As is known, the industrial standardization went hand in hand with an office for standardization (ISO). Well, that one of the web depends on W3C. We understand the importance of working with ontological standards if we really want not only that our data are open and available, but also really linkable from other applications.

    Como ya hemos señalado, W3C ha avanzado en la estandarización de algunas ontologías muy generales. Como son muy generales, resultan de aprovechamiento casi universal y por tanto muy útiles para resolver problemas de interoperabilidad de muy amplio espectro. Estas ontologías se refieren a:

    As already noted, W3C has made progress in the standardization of some very general ontologies. As they are very general, they have almost universal utilization, therefore they are very useful for resolving interoperability issues in a very wide range. These ontologies refer to:

    • The way we should describe a person so that systems know that it is a person (FOAF).
    • The way in which information and resources must be written on a social network, community or collaborative workgroup, so they can be interpreted and displayed on another network, in other words, the way we should describe information so that social networks can exchange information and interoperate semantically on the basis of knowledge or automatic interpretation of that information by systems (SIOC).
    • The way we organize or categorize information (the way we create thesauri or taxonomies) (SKOS).

    In gnoss.com, we are migrating our ontology in order to express it in accordance with those standards. This work will be completed in early June 2010. Then gnoss.com, besides being an Open Space Data, will become a Linking Data space, that is, its data can be linked, interpreted and expressed by any website that works within the standards of the Semantic Web. Those standards are the ones that will go imposing in the short and medium term to solve the deep problems of isolation generated when not doing it so. Health systems, public administrations and large corporations are taking the need to work with them if they want to exploit the potential of their systems and the relationship between them and people. The rest of the companies and individuals will be doing it little by little. Apart from having your data available FOREVER and securely, the fact that machines can read documents in an ‘almost human way’ has great advantages when you are seeking or retrieving information or trying to discover hidden relationships in it.

     

    LINKED DATA vs OPEN SOURCE: WHY THE ALTERNATIVES BASED ON DATA ARE SUPERIOR TO THE OPEN SOURCE ONES

    Jon Bishop offers a summary of the free alternatives to Ning on third parties’ platforms in 9 Free Ning Alternatives And Some Open Source Solutions. We have already talked about many of them and the difficulties of transferring the content to such platforms. The post proposes a set of Open Source solutions: BuddyPress [Message from Buddypress]Elgg - [Message from Elgg]; PliggDolphinLovdByLess; InsoshiAstrospaces. Some people have thought about the risks of putting data in third parties’ hands and have come to the conclusion that the solution is to own the platform and its code.

    This seems a reasonable alternative because it would avoid the dependence on third parties that can give us so many headaches, as we have seen. But to start with, building a platform with some of the just listed existing Open Source solutions will always mean some work and ... the community of developers might leave at some point its maintenance. It’s a risk, but lower than that assuming that our data could stand in a silo from which we cannot remove it, some people will think. Apart from the fact that we should overcome the culture of computer DIY at some point, it seems necessary to clearly express something that is often hidden in the Open Source debate: the problem is not in the code but in the data, in being possible to interoperate with them and not just having them.

    My open data can be expressed in other sites, through others frames and, especially, they can connect with others to produce a more expressive, evolutionary and extensible knowledge experience. This is so because open data solutions have more extensibility, flexibility and expressivity than any other solution you can take into account. The code is ‘infostructure’ and therefore we could consider that dealing with it as plumbing or DIY on the Web. It’s equivalent to the toolbox of the Ford T (by then there weren’t many workshops and it was assumed that someone we bought a car should spend some time to maintain it and possibly repair it). Today nobody thinks about handling with his car engine. Well, just as we don’t think about chipping the walls of a newly bought apartment to check what the pipes are made of, we shouldn’t either be concerned about the code, but only that our data are readily available when needed.

    Of course, the least suitable solutions are those which data are closed and, moreover, are not Open Source (as it is unfortunately the case of Ning, and... most social networks, including the most popular ones). Secondly, that list would contain the vertical Open Source networks, ordered by advisability (from least to most advisable). But without any doubt, the best or most desirable ones would be those which data are open and can be linked, i.e., solutions expressed according to the semantic web standards including, in turn, knowledge representation systems or ontologies that are also standard.

    gnoss.com representa una solución de esa naturaleza. Es un espacio para alojar redes cuyos datos pueden conectarse con otras redes, por supuesto de las que están albergadas dentro del propio gnoss.com, pero eventualmente también con aquellas otras que estén fuera, pero que compartan la misma ontología. De las que aparecen en la gráfica de abajo, Twine, la solución conceptualmente más próxima a la nuestra, ha sido recientemente comprada por Evri y está en trance de extinción.

    gnoss.com represents a solution of this nature. It is a space to host networks which data can connect to other networks, if they are hosted inside the gnoss.com of course, but possibly also to others that are outside but share the same ontology. Of those that appear in the chart below, Twine, the solution conceptually closer to ours, was recently purchased by Evri and is on the verge of extinction.

    It is to notice once again: It’s the data! If we should be concerned about something, it is about being absolute owners of the data. Once this is assured, we shouldn’t care too much about the rest. The graphics below clearly express the superiority of the Linked Open Data solutions with respect to any other that we can consider and, in particular, the advantages associated with our project.

     

    Open Linked Data is a more scalable and flexible solution.

      

    And the most expressive and extensible one.

     

    • Expressiveness: the extent of the capacity of language to define the semantics of a domain of knowledge, that is, the capacity to represent concepts, and relationships between concepts.
    • Extensibility: is the measure of the capacity of a language to enable future growth of a system, that is, the inclusion of new concepts and relationships, and the effort required in the system to implement the extension.



    Related information:

    - If you want to leave Ning, you should know why an Open Data solution can be superior.

    Weak usability and strong usability.

     

    The graphics on this post have RIAM Intelearning Lab Copyright. 

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 18.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    (Cuarta y última parte de la Charla 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0' ofrecida el 12 de noviembre de 2009, en el 20º aniversario de ITCL Burgos).

     

     Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red. La empresa red es una comunidad, una comunidad de intereses. Un invitado de ese festival del cambio es la empresa-red o empresa informacional, una clase de organización cuyos procesos tienden a tomar una forma cada vez más inmaterial o, si se prefiere, cuya acción parece concentrarse preferentemente en un rango de operaciones de naturaleza mental.

    En la nueva empresa red, la tecnología posibilita la integración funcional de las áreas de la empresa y de éstas con el entorno: los clientes, el espacio, la sociedad. Estamos pasando de la gestión de procesos muy diferenciados y claramente especializados a la gestión sobre la base de comunidades de interés y ello gracias a que el propio proceso de despliegue tecnológico ha banalizado buena parte de la tecnología necesaria para ello, que hasta hace no tanto resultaba un arcano gestionados por grupos expertísimos, situando en el centro de los procesos sociales de creación de valor las ideas, los intereses y el impulso, creatividad y emprendimiento de las personas.

    Esta empresa 2.0 necesita un modelo de gestión 2.0, un enfoque 2.0 y una orientación colectiva 2.0. Pero ello no puede hacerse con menoscabo de las ideas de individuo libre, de autor, de autoridad, sino sobre una ampliación de las mismas. Es indudable que la dimensión colectiva de los procesos de pensamiento, creación y relación ha adquirido un protagonismo. Pero este protagonismo no se deriva tanto de la tecnología como tal, sino de la naturaleza crecientemente compleja de los problemas que podemos afrontar sobre la base de la conectividad que nos proporciona la tecnología. Y el negocio y la creación de valor tienen que ver con nuestra capacidad para afrontar esa clase de problemas complejos que, sin duda, necesitan de una racionalidad más deliberativa, de un marco de creación más inclusivo, integrador y colectivo, de nuevas formas de agregación de las capacidades humanas, en suma, necesitan de pensamiento e inteligencia colectivas.

     

     

    No socialismo 2.0: esta idea de lo colectivo no es una vuelta a los ideales del colectivismo, al SOCIALISMO 2.0 porque no implica una disminución o, eventualmente, una disolución de la IDENTIDAD y ACCIÓN INDIVIDUALES en un sujeto colectivo y, menos aún, en un sujeto colectivo de naturaleza heroica. La tecnología de la que disponemos permite MEJOR Y MÁS QUE NINGUNA OTRA ANTERIOR distinguir y reconocer quién y cuándo alguien hace qué. Es o puede llegar a ser muy transparente.

    Identidad, transparencia y privacidad: La realidad ha adquirido una profundidad que hasta hace poco no tenía: antes era opaca, veíamos apenas la superficie de las cosas; ahora es mucho más transparente. Sin embargo, la identidad es también privacidad y ocultamiento. En general, tanto las personas como las empresas hemos de coexistir con un nuevo modelo de identidad asociado con el despliegue de la tecnología de internet. Porque nuestra identidad, como la de nuestras empresas es también digital. Además se está digitalizando de un modo cada vez más acelerado. Nuestra identidad digital  personal o corporativa es realmente un espacio de ampliación de la identidad. Hemos de empezar a trabajar con una imagen de nosotros mismos que para los que tenemos cierta edad, los inmigrantes tecnológicos, resulta a la par fascinante y extraño (aunque en general tendamos a considerarlo peligroso).

    Internet es un espacio de vida digital para las empresas y, en particular, las redes sociales son el lugar para la vida digital de las personas, las corporaciones y los grupos. Pensemos en la diferencia entre ser un discapacitado, por ejemplo, un parapléjico ahora, en el mundo Facebook y antes en la era preinternet.

    Internet proporciona vida social ampliada a las personas, los grupos y las organizaciones. La tecnología proporciona el soporte para la clase de vida social ampliada, deliberativa y conversacional que está en la base de todos esos bienes sociales. En definitiva, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han posibilitado una caída en picado de los costes de transacción y, con ello, una ampliación de las posibilidades de relación y crecimiento reticular de las corporaciones.

    Las redes sociales proporcionan 'Human powered intelligence'. Las tecnología de las redes sociales proporciona una agregación sin precedentes de puntos de vista, opiniones, contenidos… La agregación de perspectivas que proporcionan las redes permite una gestión social del conocimiento mucho más eficiente. Las redes sociales no son sólo distribución de contenidos, son especialmente conversación, intercambio y agregación. Posibilitan una gestión del conocimiento que funciona con metadatos, con datos que las personas introducen para etiquetar y catalogar la información.

    Porque la solución al problema de la sobreinformación no es disminuir la información que manejamos, sino incorporar una capa superior que la describa, etiquete y, eventualmente, me permita recuperarla. Cuanta más información sobre información generemos y gestionemos, más eficiente será nuestra gestión colectiva del conocimiento. Internet posibilita la generación global y la gestión global de esa capa de información superior, de la capa global de metadatos.

    Pero podemos mejorar nuestra experiencia de internet, si le ensañamos a internet a utilizar esa capa de conocimiento que colectivamente vamos creando al describir cada objeto. Si las máquinas son capaces de interpretar la información de los documentos que manejamos, nos podrían ayudar mucho en el manejo de la información, lo que inevitablemente mejoraría nuestra capacidad para generar nueva información. Esa capa de 'artificial intelligence' es la que proporciona la WEB SEMÁNTICA, una web más intuitiva, capaz de entendernos mejor y de 'dialogar' con nosotros, que dispone de cierta capacidad de razonar y de extraer conclusiones a partir de la información de la que dispone.

                

    LA RED SOCIAL CON CEREBRO SERÁ SEMÁNTICA. Eso es WEB 3.0 (y siguientes). Continuará

     Referencia: artículo sobre la 'red social con cerebro' (Gnoss: he conocido el paraíso 3.0)

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 18.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    El tercer entorno

    tipo de documento Artículo

     (Tercera parte de la Charla 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0' ofrecida el 12 de noviembre de 2009, en el 20º aniversario de ITCL Burgos)

    Javier Echevarría ha teorizado sobre la emergencia de un nuevo espacio social, posibilitado por el desarrollo de las NTIC, al que ha denominado tercer entorno (E3). Nuestras actividades humanas se están adaptando al tercer entorno, que debe comprenderse como una ampliación del espacio social y económico humano y no, como en ocasiones ocurre, como un espacio virtual. Al contrario, E3 en tanto que espacio donde se desarrolla 'realmente' la vida de los humanos y donde éstos se relacionan entre sí es un espacio real, aún cuando uno de sus atributos sea su carácter intangible y simbólico.

    La extensión de E3 está provocando que:

    1. Las actividades humanas y sociales tienden a desarrollarse cada vez en mayor medida en el tercer entorno, por ello cabe hablar de teleguerra [Sobre este particular véase Virilo, 1999/1998], telebanca, telemantenimiento de máquinas, teleformación, teletrabajo, telemedicina ... Pero el tercer entorno no es sólo acción a distancia o relación a distancia. Significa hacer presente lo distante, actuar en cierto modo con independencia de las limitaciones espaciales y también temporales: distribución, ubicuidad, relaciones síncronas y asíncronas, sociabilidad simultánea…nuevos modos de estar y hacer que son posibles gracias a la tecnología.

    2. El tercer entorno no sólo se superpone a la superficie del planeta, sino que emerge especialmente en los ámbitos regionales, locales y domésticos. Desde esta perspectiva, E3 es un atributo de lo real, de toda la realidad, la permea, vive en sus intersticios. El tercer entorno no crea sólo un espacio global, sino especialmente espacios hiperlocales que antes de la tecnología no existían en el modo en el que ahora los conocemos. Por tanto, no sólo lo global o mundial está siendo modelo por el desarrollo de la tecnología, también lo local se ve determinado por sus posibilidades. Piénsese un momento en lo siguiente: viajo a una nueva ciudad y, gracias a Google, puedo conocer los restaurantes y otros servicios del barrio donde me alojaré, los incidentes o sucesos que han aparecido en la prensa, puedo conocer el aspecto de sus calles… 'googleo' el nombre de mis vecinos y me entero de cosas que antes desconocía o a las que no podía acceder; entro en Facebook y me encuentro con fotos sorprendentes de personas que antes eran una presencia cotidiana más o menos plana y que, de pronto, adquieren consistencia y publicidad. Construyo un perfil y los compañeros del colegio a los cuales perdí de vista hace 30 años me proponen alegremente ser colegas de nuevo (¡cielos!). La realidad en su conjunto se está geolocalizando haciendo de lo local algo radicalmente.

    3. E3 no sólo incide en las formas de interacción entre sujetos, sino que también modifica el espacio de relaciones entre sujetos, objetos e instrumentos debido a la convergencia e integración de las tecnologías anteriores en él.

          El ciberespacio es el principal desarrollo actual de E3 y es un espacio, valga la paradoja, real. Internet está creciendo, pero existen otras redes ya construidas y también globales (militares, financieras, científicas...) menos conocidas y no conectadas en muchos casos con el ciberespacio todavía, pero que, en la mayor parte de los casos llegarán a conectarse hasta convertirlo realmente en una red de redes

          

          La inteligencia no es sólo una facultad intelectual, designa sobre todo un hecho colectivo. La inteligencia colectiva genera posibilidades inimaginables hace no tanto. Por último, la inteligencia colectiva en su forma actual y en sus actuales posibilidades tiene mucho que ver con la extensión y despliegue global de internet. Todo lo que existe, existe de algún modo en red.

     

    Si quieres, puedes continuar leyendo la cuarta y última parte de la charla: 'Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red'.

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 18.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Global Brain

    tipo de documento Artículo

    (Segunda parte de la Charla 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0' ofrecida el 12 de noviembre de 2009, en el 20º aniversario de ITCL Burgos)

    Internet está conectando la red global de ordenadores entre sí, que fueron las herramientas que utilizamos al principio de este gran cambio para incrementar nuestra capacidad individual de procesar información. Se está tejiendo una malla global que para el año 2019 tendrá 1.000.000.000.000.000 de conexiones, las mismas que nuestro cerebro orgánico individual. Estamos construyendo un cerebro global, una red global con cerebro, un espacio artificial de inteligencia colectiva al que están conectadas las personas a través de diversos interfaces (PCs, móviles, etc…) y, también empiezan a estarlo las cosas (Internet cero o internet de las cosas).

     

    Si quieres, puedes continuar leyendo la tercera parte de la charla: 'Tercer Entorno'.

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 18.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

        (Primera parte de la Charla 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0' ofrecida el 12 de noviembre de 2009, en el 20º aniversario de ITCL Burgos).

          El último libro que publicó y, quizá, llegó a escribir Karl Popper lleva por título 'Un mundo de propensiones'. Lo hizo en 1990 casi nonagenario. Es un libro muy recomendable por muchas razones. Una de ellas es que es muy breve, que está muy bien escrito y que expresa con mucha claridad el pensamiento de alguien que es fundamental para entender la ciencia y la política del siglo XX.

          En la página 30 de la traducción española de Tecnos, podemos leer: “La tendencia de los promedios estadísticos a permanecer estables si las condiciones lo hacen constituye una de las características más significativas de nuestro universo”. La racionalidad humana común parece ser muy consciente de este hecho y, como consecuencia, asume que la estrategia de comportamiento individual más racional consiste en no cambiar de comportamiento hasta que las condiciones del medio no muestren una variación significativa. Las Teoría de la Elección Racional y la Lógica de la  Acción Colectiva han teorizado largamente sobre este hecho.

          Si saltamos desde los motivos y las preferencias individuales que determinan nuestro comportamiento al ámbito de la acción colectiva, el resultado de la agregación del conjunto de principios, enfoques y, a la postre, hábitos de comportamiento y estrategias de resolución de problemas determinarían un marco común de valores y una cierta actitud colectiva, entendida como patrón cultural y forma colectiva, estable y socialmente apreciada de comportamiento que, a su vez, determina la manera en la que se educan y se socializan las nuevas generaciones. La paradoja de entender la proposición de Popper es muy sencilla: nuestro comportamiento aparentemente más racional, aquel que está orientado a la conservación, el mantenimiento de los patrones de comportamientos grupales exitosos del pasado expresa, en realidad, una preferencia colectiva, preferencia que hace que las posibilidades de ocurrencia de un hecho determinado estén pesadas. En suma, nuestras preferencias colectivas junto con ciertos accidentes más o menos azarosos que pueden ocurrir determinan el universo de los sucesos. Las posibilidades de que un determinado acontecimiento ocurra están socialmente pesadas, no causalmente determinadas. El futuro está abierto y la mejor prueba de ello es que las estrategias conservadoras generan las oportunidades precisas para que nada ocurra. Un mundo que colectivamente cree que nada puede cambiar consigue, en efecto, que nada cambie, simplemente porque hace que la propensión de que eso efectivamente ocurra tienda a 1.

          Popper escribe: “Las propensiones, como las fuerzas de atracción newtonianas son invisibles; como aquellas, pueden actuar: son actuales y reales. La conclusión lógica de todo esto parece ser: no es posible reorientar el mundo de propensiones que actúa sobre nosotros con la misma realidad que la tectónica de placas determina la deriva continental si no hacemos colectivamente algo diferente.

         Las actitudes, los enfoques y los valores colectivos generan propensiones de éxito. Nada nos acerca más al fracaso que la idea de que algo no es posible. Y esto es cierto tanto si tomamos el concepto de sociedad desde el punto de vista más amplio posible (el conjunto de actores sociales y sus relaciones), como desde uno más pequeño y acotado (una empresa, una asociación de vecinos, un grupo de investigación…). Todo grupo social genera su propio mundo de posibilidades: su universo de sucesos que se expresa tiene una cierta propensión a que ciertas cosas ocurran y otras no. Esas posibilidades determinan el horizonte de posibilidades que contienen. Si mi empresa no es innovadora, es difícil que alguien en ella pueda llevar adelante una innovación.

          Los mercados y el cambio son palabras y conversaciones: el que no tiene palabras para explicar algo, en general no tiene las ideas que pretende trasladarnos. No hay innovación, al menos en el contexto de un economía innovadora con base en el conocimiento, en el marco de un espacio económico y social caracterizado por el cambio y necesidad de gestionarla complejidad con pocos espacios sociales e institucionales habilitados para hablar y poca costumbre de hacerlo. Ese es el modo de tejer redes de confianza estables entre los actores clave del sistema económico y una carencia de un sentido de misión compartidos. Es sabido que cuanta más tecnología se maneje o se pretenda desarrollar, mayor necesidad de formas complejas de organización de los intereses y capacidades sociales se precisa.

    Sin confianza resulta muy difícil desarrollar construir un sólido fundamento de confianza en nosotros mismos que nos permita superar el desafío cultural que supone la transformación de una economía tradicional en una innovadora, transición particularmente dificultosa en regiones pequeñas y no poderosamente conectadas con los centros de creación e industrialización del conocimiento.

    La promoción de la actitud y culturas innovadoras precisan de valorar y afincar firmemente algunas capacidades críticas para el éxito de proyectos de emprendimiento de base tecnológica, como son la imaginación, el esfuerzo y la perseverancia. Las empresas necesitan crear esa cultura en su interior y deberían comprometerse con su promoción en el exterior. Acuérdense del lema de Obama: Yes, we can.

    La tecnología es sobre todo un producto social y, además, es sobre todo innovación. Siempre ha tratado del mismo asunto: del modo de amplificar y robustecer facultades que originalmente residían en el cuerpo humano. Antes ampliamos gracias a la tecnología nuestra capacidad motora y sensorial; ahora la tecnología está amplificando nuestras capacidades intelectuales y relacionales. Esta amplificación está determinando una aceleración sin precedentes del proceso de cambio social y tecnológico. Existe una aguda conciencia global de que las posibilidades de seguir el paso de este proceso pasan por conectarnos más profundamente, con la posibilidad de tejer redes de confianza más amplias que nos posibilite resolver mejor problemas más complejos y desafiantes. Virilo, un filósofo italiano, ha hablado de aceleración de la realidad para expresar este estado de cosas enardecido.

    Si quieres, puedes continuar leyendo la segunda parte de la charla: 'Global Brain'.

     

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 12.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    El 12 de noviembre de 2009, con motivo del 20º aniversario de ITCL Burgos, ofrecí una charla en el ITCL, 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0', que he recogido en cuatro entradas del blog:

    Un mundo de propensiones
    El último libro que publicó y, quizá, llegó a escribir Karl Popper lleva por título 'Un mundo de propensiones'. Lo hizo en 1990 casi nonagenario. Es un libro muy recomendable por muchas razones. Una de ellas es que es muy breve, que está muy bien escrito y que expresa con mucha claridad el pensamiento de alguien que es fundamental para entender la ciencia y la política del siglo XX. [...] leer post

    Global Brain
    Internet está conectando la red global de ordenadores entre sí, que fueron las herramientas que utilizamos al principio de este gran cambio para incrementar nuestra capacidad individual de procesar información. [...] leer post

    El tercer entorno
    Javier Echevarría ha teorizado sobre la emergencia de un nuevo espacio social, posibilitado por el desarrollo de las NTIC, al que ha denominado tercer entorno (E3). Nuestras actividades humanas se están adaptando al tercer entorno, que debe comprenderse como una ampliación del espacio social y económico humano y no, como en ocasiones ocurre, como un espacio virtual. Al contrario, E3 en tanto que espacio donde se desarrolla 'realmente' la vida de los humanos y donde éstos se relacionan entre sí es un espacio real, aún cuando uno de sus atributos sea su carácter intangible y simbólico. [...] leer post

    Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red
    Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red. La empresa red es una comunidad, una comunidad de intereses. Un invitado de ese festival del cambio es la empresa-red o empresa informacional, una clase de organización cuyos procesos tienden a tomar una forma cada vez más inmaterial o, si se prefiere, cuya acción parece concentrarse preferentemente en un rango de operaciones de naturaleza mental. [...] leer post

     

    LA RED SOCIAL CON CEREBRO SERÁ SEMÁNTICA. Eso es WEB 3.0 (y siguientes). Continuará

     Referencia: artículo sobre la 'red social con cerebro' (Gnoss: he conocido el paraíso 3.0)

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 14.9.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Enfoques y perspectivas: alternativas de acción frente a los requerimientos de aprendizaje y cambio

     

    Extracto de la charla ofrecida en el Encuentro Universidad Expandida Prácticas y Culturas Digitales en los Procesos de Enseñanza-Aprendizaje en el Contexto de la Educación Superior (Universidad Internacional de Andalucía) en la que se contó la inspiración del proyecto de desarrollo de GNOSS  (3ª parte).

    Si quieres leer el resto de la charla, puedes ir al artículo 'Universidad 2.0'.

    En este punto trato de ofrecer algunas alternativas de acción a los problemas del marco a los que me he referido en el punto anterior, en especial a los derivados de los requerimientos de aprendizaje y cambio y, por ende, de creación, distribución y gestión social del conocimiento. En especial, me interesa subrayar el modo en el que GNOSS o proyectos similares pueden contribuir a que a todos nos vaya mejor

     

    1. Necesitamos espacios de conversación INCLUSIVOS. Las redes sociales lo son o lo pueden ser. Necesitamos que la tecnología aproxime, no que aleje o distinga entre nativos e inmigrantes, entre nosotros y ellos. Si quieren pueden llamar a esta dimensión inclusiva de la tecnología, colectiva, pero yo prefiero llamarla pública. Para ello precisamos que la tecnología genere un espacio potencialmente habitable por todos, un espacio de vida digital, entendido como vida social aumentada. Necesitamos que la tecnología nos ofrezca un espacio para la construcción de la identidad digital, porque sin identidad no hay vida social. Por último, la tecnología debería ser capaz de aumentar y mejorar nuestras posibilidades de relación, comunicación y contacto humanos. No hay solución sin tecnología o con menos tecnología, no hay vuelta atrás. La solución a los problemas sociales y humanos precisan de MÁS TECNOLOGÍA.
    2. Para nosotros GNOSS es un proyecto de vida digital en el que las personas y las organizaciones pueden activar robustos procesos de pensamiento, creatividad y deliberación colectiva sobre la base de sus identidades digitales. La vida digital debe llegar a ser vida social aumentada, vida que haga posible el ejercicio de una sociabilidad simultánea sobre la base de una gestión sofisticada de la presencia e identidad en Internet. Este proceso de mejora y aumentación sociales debe ser capaz de producir espacios de gestión de los intereses y de los conflictos donde las personas y la sociedad en su conjunto dispongan de los medios para producir valor.
    3. La superación de nuestros problemas y desafíos colectivos y la gestión del conflicto social inherente al cambio precisan de más educación, más permanente, más ubicua y para todos, que extienda a todas las personas y a todos los grupos la posibilidad de producir y gestionar más información, más conocimiento, más innovación y más tecnología. MÁS ES MÁS. Para eso creamos y desarrollamos GNOSS: para colaborar en la construcción de una web más intuitiva, con una racionalidad más próxima al modo humano de resolver problemas, con una reglas sociales más refinadas, capaz de aprovechar el conocimiento que se produce cuando las personas se conectan entre sí y conectan cosas con cosas, pero también con espacios privados donde las personas y las organizaciones puedan cultivar su identidad. Me gustaría pensar que GNOSS es más de todo eso, porque es web semántica: no sólo información, sino sobre todo interpretación y sentido.
    4. Además, la tecnología debe ayudar a ACELERAR los procesos de aprendizaje individuales. En buena medida, la relación entre el profesor y el alumno, entre el que sabe y el que no sigue siendo una relación determinada por la mirada. APRENDO CUANDO PONGO LA MIRADA DONDE TÚ LA PONES, CUANDO MIRO LO QUE TÚ MIRAS, cuando incorporo lo que sabes. La relación sigue siendo la misma que la que debió existir entre Sócrates y Platón. La autoridad no tiene que ver con el saber, sino con el descubrir. La Academia o el Liceo fueron espacios de conocimiento y las actuales comunidades de internet lo siguen siendo. La intuición, la imaginación, la interpretación y el sentido son facultades superiores y en buena medida, aún humanas. Las tecnologías pueden acelerar, y lo hacen, esta relación. Las redes sociales que funcionan sobre la base de comunidades, en el fondo siempre son comunidades de aprendizaje, esto es, espacios colectivos o públicos de aceleración del aprendizaje social. GNOSS quiere ser exactamente esto.
    5. La estructura de las redes sociales muestra que más del 95% de las personas que participan solo mira, lo que responde a la estructura del trabajo social: el 95% hace, aunque se trate de trabajadores del conocimiento. Es muy complicado publicar cuando se trata de sacar adelante una patente o de desarrollar el código de GNOSS. El 5% publica y enseña, menos del 1%, probablemente, con una altísima intensidad. No sobran profesores, seguramente faltan, si tenemos en cuenta todos los que miran y desean aprender.
    6. Me imagino la Universidad 2.0 como un espacio de comunidades, digitales en buena medida, pero también presenciales (la gente se junta, hay clases y seminarios, etc…). En ella, la relación maestro-alumno sigue siendo una relación central, pero ahora está mediada por el poder acelerador de las tecnologías y de la extensión de la mirada asociadas con ellas. Los buscadores del futuro son aquellos que añaden intención y sentido humano a la búsqueda, como Twitter, Powerset, Twine o GNOSS. Esto es más que 2.0..
    7. Pero puede ser 3.0. Las comunidades de aprendizaje representan un resultado de la inteligencia humana agregada, a la que se puede añadir la potencia de la tecnología para dotar de una capa superior de interpretación y sentido al conocimiento que se maneja. Las tecnologías de la web semántica ayudan a ello, pues constituyen un espacio de desarrollo de lo que hemos dado en llamar Inteligencia Artificial (IA). El principal tema unificador de todo el universo de la IA es el concepto de agente inteligente. En términos muy generales podemos definir la IA como el estudio de los agentes que reciben percepciones del entorno y llevan a cabo las acciones adecuadas a esa percepción. Este concepto de agente puede aplicarse tanto al entorno en el que se maneja un buscador (documentos, palabras...) como a un robot antropomorfo que participe en el mantenimiento de zonas altamente contaminadas. La idea de percepción se relaciona con la del entendimiento o comprensión del entorno, lo que vale tanto para la 'percepción' del sentido de un texto por medio de una ontología, como para la percepción e identificación de materia orgánica en la oscuridad por medio de infrarrojos. Lo característico de la percepción es que distingue lo percibido de su entorno o, dicho de otro modo, la percepción es capaz de dotar de un cierto sentido o de interpretar la realidad o un rango de ella. Desde el punto de vista de las acciones y de la gradación de las mismas, un agente inteligente puede resolver problemas mediante búsquedas, puede desarrollar estrategias de búsqueda informadas y exploraciones, puede resolver problemas sobre la base de restricciones, puede tomar decisiones o buscar óptimos entre adversarios, puede desarrollar búsquedas lógicas e inferencias, puede representar el conocimiento sobre la base de ontologías y sistemas categoriales, puede planificar, puede actuar en el mundo real, puede tomar decisiones y desarrollar comportamientos en un entorno de incertidumbre, puede desarrollar razonamientos probabilísticos, y también puede desarrollar razonamientos probabilísticos en el tiempo, puede tomar decisiones sencillas o complejas, puede aprender sobre la base de la observación, la exploración y el refuerzo, puede comunicar, puede procesar el lenguaje natural, puede percibir y, por último, puede integrar muchas de estas funciones en un artefacto que en su extremo superior puede desarrollar una suerte de vida antropomórfica artificial y en su extremo inferior puede ser un robot con capacidad para desarrollar acciones en el mundo real en el marco de un rango de situaciones predeterminado.
    8.  Por supuesto, Un buscador semántico no hace todas esas cosas que hemos enumerado, pero sí algunas de ellas.  Lo que necesitamos es que las haga bien. Decimos que GNOSS es un sistema de representación del conocimiento sobre la base de ontologías; es además un sistema de representación del conocimiento evolutivo, pues su ontología puede ampliarse o modificarse en función de las demandas de los usuarios. Esto es así porque la semántica, en la medida en la que representa el modo en el que interpreta el mundo un grupo social, es en sí misma un constructo evolutivo (véase gráfico al pie de este párrafo). Técnicamente, todo el conocimiento en GNOSS está representado sobre la base de una ontología que responde al estándar de w3c OWL y, por ende, todo su conocimiento está expresado por medio de ficheros RDF. Los usuarios de GNOSS etiquetan, además, la información. Estos metadatos son explotados por medio de un buscador que aprovecha el Grafo Social de GNOSS. GNOSS pretende dotar de mayor sentido a los procesos de búsqueda basados en la interrogación y esta trabajando en tecnologías que dberían posibilitar el desarrollar a largo plazo un buscador capaz de interpretar y etiquetar automáticamente los textos. Se trata, por tanto, de una herramienta que trabaja en el marco de la aceleración y fortalecimiento de los procesos de aprendizaje, con independencia de los contextos en los que estos se produzcan.


    Los ficheros RDF se indexan en tres tablas, cada una de las cuales recoge las entidades, los atributos y los valores. Estamos explorando las posibilidades de SPARQL para realizar inferencias y razonamientos a partir de este conjunto de datos semánticamente valorados. Sin embargo, si bien GNOSS está en condiciones de interpretar el contenido de los ficheros, pues conoce la ontología, las búsquedas sobre éstos no son todavía muy 'inteligentes': están basados en un buscador alfanumérico, que aprovecha los RDFs, que es tanto más eficiente cuanta más inteligencia humana (más conocimiento del sistema) tenga el usuario.

    Podéis ver las funciones de GNOSS y su filosofía siguiendo este enlace.

    Me gustaría terminar. El futuro ya no es lo que era, los estudiantes ya no son lo que eran pero la conversación es hoy más necesaria que nunca, porque nunca como ahora hemos sentido, como ha señalado Ulrich Beck, de un modo más acuciante la necesidad de dar sentido a las cosas. 2.0 es conversación y pensamiento colectivo, pero es también elaboración de ese pensamiento. La Universidad 2.0 aprovecha la tecnología para lanzar y abrirse a conversaciones, pero tiene la obligación de dotar de sentido y de interpretar lo que ocurre. No nos sobra sentido, ni interpretación.

     

     

     

     

    ...

    Categorías:

    Artículo

    /

    Publicado el 14.9.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Límites: grandes marcos que están determinando los movimientos de fondo del desarrollo tecnológico

    Extracto de la charla ofrecida en el Encuentro Universidad Expandida Prácticas y Culturas Digitales en los Procesos de Enseñanza-Aprendizaje en el Contexto de la Educación Superior (Universidad Internacional de Andalucía) en la que se contó la inspiración del proyecto de desarrollo de GNOSS  (2ª parte).

    Si quieres leer el principio de la charla, puedes ir al artículo 'Universidad 2.0'.

    En límites enumeraré y expondré los grandes marcos que, según creo, están determinando los movimientos de fondo o la tectónica social del desarrollo tecnológico.

    1. Esta es una época de hibridación tecnológica y de Convergencia de Tecnologías. La gran convergencia tecnológica en curso es la  convergencia NBIC, la convergencia entre la Nanotecnología, la Biotecnología, las Tecnologías de la Información y las Ciencias de la Conducta. Ellas son las ciencias conductoras de la innovación y, por tanto, las que nos conducen al futuro. Desde un punto de vista más concreto, estamos en los albores de una nueva Revolución Industrial, que será también social y que se caracterizará por un salto radical de dimensión en la capacidad de intervención humana sobre la naturaleza: el paso desde la escala micro (milésimas de milímetro) industrial a la escala nano (millonésimas de milímetro) postinformacional. Se trata de un movimiento que está comenzando a tener masa crítica y a adquirir visibilidad económica y social; sin embargo, dado el dinamismo en la creación, difusión y conversión del conocimiento en tecnología y cambios sociales que han demostrado el conjunto de procesos que han hecho posible la instalación de la sociedad de la información, es previsible que el impacto global del conjunto de las Nuevas Tecnologías NBIC sea incluso más acelerado.
    2. Específicamente, la Nueva Revolución Industrial implica una convergencia e integración interdisciplinar original de las tecnologías conductoras de la innovación NBIC, que posibilitará una nueva clase de interacción entre sistemas y dispositivos artificiales y seres vivos, que a su vez promoverá la creación de un nuevo espacio social y mental donde las personas se representarán, relacionarán y organizarán el mundo de una forma radicalmente nueva. Como resultado previsible de todo ello, las tecnologías convergentes actuarán como un factor aumentador de las capacidades físicas, cognitivas y relacionales humanas. Todo ello podrá, si se hace lo necesario, producir un bienestar mayor y más distribuido entre las personas.
    3. Raymond Kurzweil es un reputado tecnólogo que ha elaborado el concepto de singularidad. "Singularidad" identifica el momento en el que las personas humanas naturales (sin modificar) se encontrarán con grandes dificultades para poder seguir el paso del dinamismo del sistema de ciencia y tecnología y sus aplicaciones. Al otro lado de la singularidad está el individuo transhumano. El transhumanismo reflexiona sobre las implicaciones de potenciar las facultades humanas superiores mediante el uso de la tecnología, incorporándola directamente como 'órganos' o aparatos o extensiones. Kurzweil considera que la singularidad está a la distancia de una o dos generaciones (The singularity is near). Sería esa la época de los humanos modificados o de las máquinas espirituales. Da la impresión de que el futuro se aproxima a nosotros a una velocidad y con una aceleración desconocida en nuestra historia anterior e incluso insólita a la luz de nuestra experiencia colectiva reciente. ¿Es inexorable la experiencia de la singularidad? La conversación fundamental sobre este particular es la que mantienen Kurzweil y Bill Joy, fundador de Sun Microsystems y creador de JAVA. Joy se pregunta por qué el futuro no necesitará de nosotros y aboga por el control normativo de los resultados de los avances combinados de la ingeniería genética, la robótica, la nanotecnología y la IA. Si la singularidad marca la línea divisoria entre el verdadero futuro y el futuro sin más, entonces VIVIMOS EN LA PREHISTORIA DEL FUTURO. El futuro-futuro conocerá una expansión ilimitada de nuestra capacidad de inteligir, pensar y aprender, pero en el presente, el pasado del futuro, las personas estarían, según Kurzweil, experimentando o conociendo los límites de sus capacidades naturales.
    4. Desde el punto de vista de la gestión colectiva de los procesos de creación y transmisión del conocimiento, este nuevo marco propiciado por la convergencia NBIC implica el desarrollo de nuevas disciplinas mixtas, de nuevo conocimientos que conspiran en cierto sentido contra el marco de autoridad sobre el que descansan las disciplinas universitarias y la labor docente de los profesores. La aceleración tecnológica implica una aceleración en la generación de contenidos que difícilmente es compatible con los procedimiento sociales de legitimación del conocimiento característicos de la Universidad.
    5. Además, los estudiantes ya no son lo que eran.La acción combinada de la convergencia tecnológica y el cambio social parecen conducirnos hacia un modelo de educación modificada: la educación tampoco es lo que era y, probablemente será más que educación 2.0 ["La educación será tridimensional, sensorial, virtual y metafísica en el año 2020"  (Visions 2020. Students View on Transforming Educacion and Training Through Advanced Technologies)]
    6. Todo lo anterior está perturbando de manera sistémica la relación entre las generaciones humanas. Por primera vez en nuestra relativamente corta historia, una revolución tecnológica fundamental ha sido llevada a cabo en el lapso de una sola generación. Esta revolución ha dado como resultado un proceso de aceleración tecnológica sin precedentes conducido por tecnologías que son ellas mismas aceleradoras (Metaverse RoadMAP). El resultado social de este proceso se representa con frecuencia con palabras como fractura o brecha, acompañados con el adjetivo digital. Probablemente lo que quiere en realidad decirse es que las experiencias del mundo de las generaciones que coexisten o están obligadas a vivir juntas son, en cierto modo, exteriores. La experiencia, como expresión de una cierta acumulación personal de sentido e interprertación de la realidad parece hacerse convertido en calderilla social, educativa e, incluso vital.
    7. Si el mercado son conversaciones (Cluetrain Manifesto) y la vida son conversaciones, aparentemente hay algunas conversaciones cuya misma posibilidad está en discusión: la que debe darse entre padres e hijos, entre los profesores y los alumnos, entre los médicos y sus pacientes y, en general, entre todo aquel que en principio dispone de un conocimiento y experiencia valiosas y, por tanto, de autoridad y el que no. Todo esto parece ahora afectado por una ruptura radical. Los discursos, al menos, lo son: nativos e inmigrantes digitales ponen las cosas justo al revés de cómo han sido hasta ahora. La autoridad tampoco es lo que era, porque el mundo de la tecnología es un mundo de experiencias absolutamente original y muy rico en contenidos. Si vivir es acumular experiencias, las tecnologías las proporcionan en abundancia. No parece que podamos decir como antes que el no haber vivido mucho es sinónimo de carecer de experiencia (al menos entendida como acumulo de experiencias). ¿En qué consiste educar entonces? O, incluso, ¿es posible la educación?
    8. Hanna Arendt, en el que Alain Finkelkraut califica como el mejor artículo de educación del siglo XX,  considera que el papel fundamental de la educación consiste en preservar el mundo, lo valioso del mundo, del empuje, la originalidad y la incesante creatividad de los nuevos. ¿Acaso ya no queda nada que cuidar, que mantener, que transmitir? Esta es la cuestión que subyace a la permanente pregunta desde hace unas décadas ya sobre la crisis de la educación, el papel de los profesores y el mundo que colectivamente queremos construir.

     

    Si quieres, puedes seguir leyendo la tercera parte de la charla 'Enfoques y perspectivas'.

     

    ...