Recursos

    sortFiltrar Ordenar
    45 resultados

    Artículo

    /

    Publicado el 18.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

        (Primera parte de la Charla 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0' ofrecida el 12 de noviembre de 2009, en el 20º aniversario de ITCL Burgos).

          El último libro que publicó y, quizá, llegó a escribir Karl Popper lleva por título 'Un mundo de propensiones'. Lo hizo en 1990 casi nonagenario. Es un libro muy recomendable por muchas razones. Una de ellas es que es muy breve, que está muy bien escrito y que expresa con mucha claridad el pensamiento de alguien que es fundamental para entender la ciencia y la política del siglo XX.

          En la página 30 de la traducción española de Tecnos, podemos leer: “La tendencia de los promedios estadísticos a permanecer estables si las condiciones lo hacen constituye una de las características más significativas de nuestro universo”. La racionalidad humana común parece ser muy consciente de este hecho y, como consecuencia, asume que la estrategia de comportamiento individual más racional consiste en no cambiar de comportamiento hasta que las condiciones del medio no muestren una variación significativa. Las Teoría de la Elección Racional y la Lógica de la  Acción Colectiva han teorizado largamente sobre este hecho.

          Si saltamos desde los motivos y las preferencias individuales que determinan nuestro comportamiento al ámbito de la acción colectiva, el resultado de la agregación del conjunto de principios, enfoques y, a la postre, hábitos de comportamiento y estrategias de resolución de problemas determinarían un marco común de valores y una cierta actitud colectiva, entendida como patrón cultural y forma colectiva, estable y socialmente apreciada de comportamiento que, a su vez, determina la manera en la que se educan y se socializan las nuevas generaciones. La paradoja de entender la proposición de Popper es muy sencilla: nuestro comportamiento aparentemente más racional, aquel que está orientado a la conservación, el mantenimiento de los patrones de comportamientos grupales exitosos del pasado expresa, en realidad, una preferencia colectiva, preferencia que hace que las posibilidades de ocurrencia de un hecho determinado estén pesadas. En suma, nuestras preferencias colectivas junto con ciertos accidentes más o menos azarosos que pueden ocurrir determinan el universo de los sucesos. Las posibilidades de que un determinado acontecimiento ocurra están socialmente pesadas, no causalmente determinadas. El futuro está abierto y la mejor prueba de ello es que las estrategias conservadoras generan las oportunidades precisas para que nada ocurra. Un mundo que colectivamente cree que nada puede cambiar consigue, en efecto, que nada cambie, simplemente porque hace que la propensión de que eso efectivamente ocurra tienda a 1.

          Popper escribe: “Las propensiones, como las fuerzas de atracción newtonianas son invisibles; como aquellas, pueden actuar: son actuales y reales. La conclusión lógica de todo esto parece ser: no es posible reorientar el mundo de propensiones que actúa sobre nosotros con la misma realidad que la tectónica de placas determina la deriva continental si no hacemos colectivamente algo diferente.

         Las actitudes, los enfoques y los valores colectivos generan propensiones de éxito. Nada nos acerca más al fracaso que la idea de que algo no es posible. Y esto es cierto tanto si tomamos el concepto de sociedad desde el punto de vista más amplio posible (el conjunto de actores sociales y sus relaciones), como desde uno más pequeño y acotado (una empresa, una asociación de vecinos, un grupo de investigación…). Todo grupo social genera su propio mundo de posibilidades: su universo de sucesos que se expresa tiene una cierta propensión a que ciertas cosas ocurran y otras no. Esas posibilidades determinan el horizonte de posibilidades que contienen. Si mi empresa no es innovadora, es difícil que alguien en ella pueda llevar adelante una innovación.

          Los mercados y el cambio son palabras y conversaciones: el que no tiene palabras para explicar algo, en general no tiene las ideas que pretende trasladarnos. No hay innovación, al menos en el contexto de un economía innovadora con base en el conocimiento, en el marco de un espacio económico y social caracterizado por el cambio y necesidad de gestionarla complejidad con pocos espacios sociales e institucionales habilitados para hablar y poca costumbre de hacerlo. Ese es el modo de tejer redes de confianza estables entre los actores clave del sistema económico y una carencia de un sentido de misión compartidos. Es sabido que cuanta más tecnología se maneje o se pretenda desarrollar, mayor necesidad de formas complejas de organización de los intereses y capacidades sociales se precisa.

    Sin confianza resulta muy difícil desarrollar construir un sólido fundamento de confianza en nosotros mismos que nos permita superar el desafío cultural que supone la transformación de una economía tradicional en una innovadora, transición particularmente dificultosa en regiones pequeñas y no poderosamente conectadas con los centros de creación e industrialización del conocimiento.

    La promoción de la actitud y culturas innovadoras precisan de valorar y afincar firmemente algunas capacidades críticas para el éxito de proyectos de emprendimiento de base tecnológica, como son la imaginación, el esfuerzo y la perseverancia. Las empresas necesitan crear esa cultura en su interior y deberían comprometerse con su promoción en el exterior. Acuérdense del lema de Obama: Yes, we can.

    La tecnología es sobre todo un producto social y, además, es sobre todo innovación. Siempre ha tratado del mismo asunto: del modo de amplificar y robustecer facultades que originalmente residían en el cuerpo humano. Antes ampliamos gracias a la tecnología nuestra capacidad motora y sensorial; ahora la tecnología está amplificando nuestras capacidades intelectuales y relacionales. Esta amplificación está determinando una aceleración sin precedentes del proceso de cambio social y tecnológico. Existe una aguda conciencia global de que las posibilidades de seguir el paso de este proceso pasan por conectarnos más profundamente, con la posibilidad de tejer redes de confianza más amplias que nos posibilite resolver mejor problemas más complejos y desafiantes. Virilo, un filósofo italiano, ha hablado de aceleración de la realidad para expresar este estado de cosas enardecido.

    Si quieres, puedes continuar leyendo la segunda parte de la charla: 'Global Brain'.

     

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 12.11.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    El 12 de noviembre de 2009, con motivo del 20º aniversario de ITCL Burgos, ofrecí una charla en el ITCL, 'Redes sociales con cerebro: web semántica y empresa 2.0', que he recogido en cuatro entradas del blog:

    Un mundo de propensiones
    El último libro que publicó y, quizá, llegó a escribir Karl Popper lleva por título 'Un mundo de propensiones'. Lo hizo en 1990 casi nonagenario. Es un libro muy recomendable por muchas razones. Una de ellas es que es muy breve, que está muy bien escrito y que expresa con mucha claridad el pensamiento de alguien que es fundamental para entender la ciencia y la política del siglo XX. [...] leer post

    Global Brain
    Internet está conectando la red global de ordenadores entre sí, que fueron las herramientas que utilizamos al principio de este gran cambio para incrementar nuestra capacidad individual de procesar información. [...] leer post

    El tercer entorno
    Javier Echevarría ha teorizado sobre la emergencia de un nuevo espacio social, posibilitado por el desarrollo de las NTIC, al que ha denominado tercer entorno (E3). Nuestras actividades humanas se están adaptando al tercer entorno, que debe comprenderse como una ampliación del espacio social y económico humano y no, como en ocasiones ocurre, como un espacio virtual. Al contrario, E3 en tanto que espacio donde se desarrolla 'realmente' la vida de los humanos y donde éstos se relacionan entre sí es un espacio real, aún cuando uno de sus atributos sea su carácter intangible y simbólico. [...] leer post

    Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red
    Las empresas nacen ya en red y se desarrollan en red. La empresa red es una comunidad, una comunidad de intereses. Un invitado de ese festival del cambio es la empresa-red o empresa informacional, una clase de organización cuyos procesos tienden a tomar una forma cada vez más inmaterial o, si se prefiere, cuya acción parece concentrarse preferentemente en un rango de operaciones de naturaleza mental. [...] leer post

     

    LA RED SOCIAL CON CEREBRO SERÁ SEMÁNTICA. Eso es WEB 3.0 (y siguientes). Continuará

     Referencia: artículo sobre la 'red social con cerebro' (Gnoss: he conocido el paraíso 3.0)

     

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 14.9.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Enfoques y perspectivas: alternativas de acción frente a los requerimientos de aprendizaje y cambio

     

    Extracto de la charla ofrecida en el Encuentro Universidad Expandida Prácticas y Culturas Digitales en los Procesos de Enseñanza-Aprendizaje en el Contexto de la Educación Superior (Universidad Internacional de Andalucía) en la que se contó la inspiración del proyecto de desarrollo de GNOSS  (3ª parte).

    Si quieres leer el resto de la charla, puedes ir al artículo 'Universidad 2.0'.

    En este punto trato de ofrecer algunas alternativas de acción a los problemas del marco a los que me he referido en el punto anterior, en especial a los derivados de los requerimientos de aprendizaje y cambio y, por ende, de creación, distribución y gestión social del conocimiento. En especial, me interesa subrayar el modo en el que GNOSS o proyectos similares pueden contribuir a que a todos nos vaya mejor

     

    1. Necesitamos espacios de conversación INCLUSIVOS. Las redes sociales lo son o lo pueden ser. Necesitamos que la tecnología aproxime, no que aleje o distinga entre nativos e inmigrantes, entre nosotros y ellos. Si quieren pueden llamar a esta dimensión inclusiva de la tecnología, colectiva, pero yo prefiero llamarla pública. Para ello precisamos que la tecnología genere un espacio potencialmente habitable por todos, un espacio de vida digital, entendido como vida social aumentada. Necesitamos que la tecnología nos ofrezca un espacio para la construcción de la identidad digital, porque sin identidad no hay vida social. Por último, la tecnología debería ser capaz de aumentar y mejorar nuestras posibilidades de relación, comunicación y contacto humanos. No hay solución sin tecnología o con menos tecnología, no hay vuelta atrás. La solución a los problemas sociales y humanos precisan de MÁS TECNOLOGÍA.
    2. Para nosotros GNOSS es un proyecto de vida digital en el que las personas y las organizaciones pueden activar robustos procesos de pensamiento, creatividad y deliberación colectiva sobre la base de sus identidades digitales. La vida digital debe llegar a ser vida social aumentada, vida que haga posible el ejercicio de una sociabilidad simultánea sobre la base de una gestión sofisticada de la presencia e identidad en Internet. Este proceso de mejora y aumentación sociales debe ser capaz de producir espacios de gestión de los intereses y de los conflictos donde las personas y la sociedad en su conjunto dispongan de los medios para producir valor.
    3. La superación de nuestros problemas y desafíos colectivos y la gestión del conflicto social inherente al cambio precisan de más educación, más permanente, más ubicua y para todos, que extienda a todas las personas y a todos los grupos la posibilidad de producir y gestionar más información, más conocimiento, más innovación y más tecnología. MÁS ES MÁS. Para eso creamos y desarrollamos GNOSS: para colaborar en la construcción de una web más intuitiva, con una racionalidad más próxima al modo humano de resolver problemas, con una reglas sociales más refinadas, capaz de aprovechar el conocimiento que se produce cuando las personas se conectan entre sí y conectan cosas con cosas, pero también con espacios privados donde las personas y las organizaciones puedan cultivar su identidad. Me gustaría pensar que GNOSS es más de todo eso, porque es web semántica: no sólo información, sino sobre todo interpretación y sentido.
    4. Además, la tecnología debe ayudar a ACELERAR los procesos de aprendizaje individuales. En buena medida, la relación entre el profesor y el alumno, entre el que sabe y el que no sigue siendo una relación determinada por la mirada. APRENDO CUANDO PONGO LA MIRADA DONDE TÚ LA PONES, CUANDO MIRO LO QUE TÚ MIRAS, cuando incorporo lo que sabes. La relación sigue siendo la misma que la que debió existir entre Sócrates y Platón. La autoridad no tiene que ver con el saber, sino con el descubrir. La Academia o el Liceo fueron espacios de conocimiento y las actuales comunidades de internet lo siguen siendo. La intuición, la imaginación, la interpretación y el sentido son facultades superiores y en buena medida, aún humanas. Las tecnologías pueden acelerar, y lo hacen, esta relación. Las redes sociales que funcionan sobre la base de comunidades, en el fondo siempre son comunidades de aprendizaje, esto es, espacios colectivos o públicos de aceleración del aprendizaje social. GNOSS quiere ser exactamente esto.
    5. La estructura de las redes sociales muestra que más del 95% de las personas que participan solo mira, lo que responde a la estructura del trabajo social: el 95% hace, aunque se trate de trabajadores del conocimiento. Es muy complicado publicar cuando se trata de sacar adelante una patente o de desarrollar el código de GNOSS. El 5% publica y enseña, menos del 1%, probablemente, con una altísima intensidad. No sobran profesores, seguramente faltan, si tenemos en cuenta todos los que miran y desean aprender.
    6. Me imagino la Universidad 2.0 como un espacio de comunidades, digitales en buena medida, pero también presenciales (la gente se junta, hay clases y seminarios, etc…). En ella, la relación maestro-alumno sigue siendo una relación central, pero ahora está mediada por el poder acelerador de las tecnologías y de la extensión de la mirada asociadas con ellas. Los buscadores del futuro son aquellos que añaden intención y sentido humano a la búsqueda, como Twitter, Powerset, Twine o GNOSS. Esto es más que 2.0..
    7. Pero puede ser 3.0. Las comunidades de aprendizaje representan un resultado de la inteligencia humana agregada, a la que se puede añadir la potencia de la tecnología para dotar de una capa superior de interpretación y sentido al conocimiento que se maneja. Las tecnologías de la web semántica ayudan a ello, pues constituyen un espacio de desarrollo de lo que hemos dado en llamar Inteligencia Artificial (IA). El principal tema unificador de todo el universo de la IA es el concepto de agente inteligente. En términos muy generales podemos definir la IA como el estudio de los agentes que reciben percepciones del entorno y llevan a cabo las acciones adecuadas a esa percepción. Este concepto de agente puede aplicarse tanto al entorno en el que se maneja un buscador (documentos, palabras...) como a un robot antropomorfo que participe en el mantenimiento de zonas altamente contaminadas. La idea de percepción se relaciona con la del entendimiento o comprensión del entorno, lo que vale tanto para la 'percepción' del sentido de un texto por medio de una ontología, como para la percepción e identificación de materia orgánica en la oscuridad por medio de infrarrojos. Lo característico de la percepción es que distingue lo percibido de su entorno o, dicho de otro modo, la percepción es capaz de dotar de un cierto sentido o de interpretar la realidad o un rango de ella. Desde el punto de vista de las acciones y de la gradación de las mismas, un agente inteligente puede resolver problemas mediante búsquedas, puede desarrollar estrategias de búsqueda informadas y exploraciones, puede resolver problemas sobre la base de restricciones, puede tomar decisiones o buscar óptimos entre adversarios, puede desarrollar búsquedas lógicas e inferencias, puede representar el conocimiento sobre la base de ontologías y sistemas categoriales, puede planificar, puede actuar en el mundo real, puede tomar decisiones y desarrollar comportamientos en un entorno de incertidumbre, puede desarrollar razonamientos probabilísticos, y también puede desarrollar razonamientos probabilísticos en el tiempo, puede tomar decisiones sencillas o complejas, puede aprender sobre la base de la observación, la exploración y el refuerzo, puede comunicar, puede procesar el lenguaje natural, puede percibir y, por último, puede integrar muchas de estas funciones en un artefacto que en su extremo superior puede desarrollar una suerte de vida antropomórfica artificial y en su extremo inferior puede ser un robot con capacidad para desarrollar acciones en el mundo real en el marco de un rango de situaciones predeterminado.
    8.  Por supuesto, Un buscador semántico no hace todas esas cosas que hemos enumerado, pero sí algunas de ellas.  Lo que necesitamos es que las haga bien. Decimos que GNOSS es un sistema de representación del conocimiento sobre la base de ontologías; es además un sistema de representación del conocimiento evolutivo, pues su ontología puede ampliarse o modificarse en función de las demandas de los usuarios. Esto es así porque la semántica, en la medida en la que representa el modo en el que interpreta el mundo un grupo social, es en sí misma un constructo evolutivo (véase gráfico al pie de este párrafo). Técnicamente, todo el conocimiento en GNOSS está representado sobre la base de una ontología que responde al estándar de w3c OWL y, por ende, todo su conocimiento está expresado por medio de ficheros RDF. Los usuarios de GNOSS etiquetan, además, la información. Estos metadatos son explotados por medio de un buscador que aprovecha el Grafo Social de GNOSS. GNOSS pretende dotar de mayor sentido a los procesos de búsqueda basados en la interrogación y esta trabajando en tecnologías que dberían posibilitar el desarrollar a largo plazo un buscador capaz de interpretar y etiquetar automáticamente los textos. Se trata, por tanto, de una herramienta que trabaja en el marco de la aceleración y fortalecimiento de los procesos de aprendizaje, con independencia de los contextos en los que estos se produzcan.


    Los ficheros RDF se indexan en tres tablas, cada una de las cuales recoge las entidades, los atributos y los valores. Estamos explorando las posibilidades de SPARQL para realizar inferencias y razonamientos a partir de este conjunto de datos semánticamente valorados. Sin embargo, si bien GNOSS está en condiciones de interpretar el contenido de los ficheros, pues conoce la ontología, las búsquedas sobre éstos no son todavía muy 'inteligentes': están basados en un buscador alfanumérico, que aprovecha los RDFs, que es tanto más eficiente cuanta más inteligencia humana (más conocimiento del sistema) tenga el usuario.

    Podéis ver las funciones de GNOSS y su filosofía siguiendo este enlace.

    Me gustaría terminar. El futuro ya no es lo que era, los estudiantes ya no son lo que eran pero la conversación es hoy más necesaria que nunca, porque nunca como ahora hemos sentido, como ha señalado Ulrich Beck, de un modo más acuciante la necesidad de dar sentido a las cosas. 2.0 es conversación y pensamiento colectivo, pero es también elaboración de ese pensamiento. La Universidad 2.0 aprovecha la tecnología para lanzar y abrirse a conversaciones, pero tiene la obligación de dotar de sentido y de interpretar lo que ocurre. No nos sobra sentido, ni interpretación.

     

     

     

     

    ...

    Categorías:

    Artículo

    /

    Publicado el 14.9.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Límites: grandes marcos que están determinando los movimientos de fondo del desarrollo tecnológico

    Extracto de la charla ofrecida en el Encuentro Universidad Expandida Prácticas y Culturas Digitales en los Procesos de Enseñanza-Aprendizaje en el Contexto de la Educación Superior (Universidad Internacional de Andalucía) en la que se contó la inspiración del proyecto de desarrollo de GNOSS  (2ª parte).

    Si quieres leer el principio de la charla, puedes ir al artículo 'Universidad 2.0'.

    En límites enumeraré y expondré los grandes marcos que, según creo, están determinando los movimientos de fondo o la tectónica social del desarrollo tecnológico.

    1. Esta es una época de hibridación tecnológica y de Convergencia de Tecnologías. La gran convergencia tecnológica en curso es la  convergencia NBIC, la convergencia entre la Nanotecnología, la Biotecnología, las Tecnologías de la Información y las Ciencias de la Conducta. Ellas son las ciencias conductoras de la innovación y, por tanto, las que nos conducen al futuro. Desde un punto de vista más concreto, estamos en los albores de una nueva Revolución Industrial, que será también social y que se caracterizará por un salto radical de dimensión en la capacidad de intervención humana sobre la naturaleza: el paso desde la escala micro (milésimas de milímetro) industrial a la escala nano (millonésimas de milímetro) postinformacional. Se trata de un movimiento que está comenzando a tener masa crítica y a adquirir visibilidad económica y social; sin embargo, dado el dinamismo en la creación, difusión y conversión del conocimiento en tecnología y cambios sociales que han demostrado el conjunto de procesos que han hecho posible la instalación de la sociedad de la información, es previsible que el impacto global del conjunto de las Nuevas Tecnologías NBIC sea incluso más acelerado.
    2. Específicamente, la Nueva Revolución Industrial implica una convergencia e integración interdisciplinar original de las tecnologías conductoras de la innovación NBIC, que posibilitará una nueva clase de interacción entre sistemas y dispositivos artificiales y seres vivos, que a su vez promoverá la creación de un nuevo espacio social y mental donde las personas se representarán, relacionarán y organizarán el mundo de una forma radicalmente nueva. Como resultado previsible de todo ello, las tecnologías convergentes actuarán como un factor aumentador de las capacidades físicas, cognitivas y relacionales humanas. Todo ello podrá, si se hace lo necesario, producir un bienestar mayor y más distribuido entre las personas.
    3. Raymond Kurzweil es un reputado tecnólogo que ha elaborado el concepto de singularidad. "Singularidad" identifica el momento en el que las personas humanas naturales (sin modificar) se encontrarán con grandes dificultades para poder seguir el paso del dinamismo del sistema de ciencia y tecnología y sus aplicaciones. Al otro lado de la singularidad está el individuo transhumano. El transhumanismo reflexiona sobre las implicaciones de potenciar las facultades humanas superiores mediante el uso de la tecnología, incorporándola directamente como 'órganos' o aparatos o extensiones. Kurzweil considera que la singularidad está a la distancia de una o dos generaciones (The singularity is near). Sería esa la época de los humanos modificados o de las máquinas espirituales. Da la impresión de que el futuro se aproxima a nosotros a una velocidad y con una aceleración desconocida en nuestra historia anterior e incluso insólita a la luz de nuestra experiencia colectiva reciente. ¿Es inexorable la experiencia de la singularidad? La conversación fundamental sobre este particular es la que mantienen Kurzweil y Bill Joy, fundador de Sun Microsystems y creador de JAVA. Joy se pregunta por qué el futuro no necesitará de nosotros y aboga por el control normativo de los resultados de los avances combinados de la ingeniería genética, la robótica, la nanotecnología y la IA. Si la singularidad marca la línea divisoria entre el verdadero futuro y el futuro sin más, entonces VIVIMOS EN LA PREHISTORIA DEL FUTURO. El futuro-futuro conocerá una expansión ilimitada de nuestra capacidad de inteligir, pensar y aprender, pero en el presente, el pasado del futuro, las personas estarían, según Kurzweil, experimentando o conociendo los límites de sus capacidades naturales.
    4. Desde el punto de vista de la gestión colectiva de los procesos de creación y transmisión del conocimiento, este nuevo marco propiciado por la convergencia NBIC implica el desarrollo de nuevas disciplinas mixtas, de nuevo conocimientos que conspiran en cierto sentido contra el marco de autoridad sobre el que descansan las disciplinas universitarias y la labor docente de los profesores. La aceleración tecnológica implica una aceleración en la generación de contenidos que difícilmente es compatible con los procedimiento sociales de legitimación del conocimiento característicos de la Universidad.
    5. Además, los estudiantes ya no son lo que eran.La acción combinada de la convergencia tecnológica y el cambio social parecen conducirnos hacia un modelo de educación modificada: la educación tampoco es lo que era y, probablemente será más que educación 2.0 ["La educación será tridimensional, sensorial, virtual y metafísica en el año 2020"  (Visions 2020. Students View on Transforming Educacion and Training Through Advanced Technologies)]
    6. Todo lo anterior está perturbando de manera sistémica la relación entre las generaciones humanas. Por primera vez en nuestra relativamente corta historia, una revolución tecnológica fundamental ha sido llevada a cabo en el lapso de una sola generación. Esta revolución ha dado como resultado un proceso de aceleración tecnológica sin precedentes conducido por tecnologías que son ellas mismas aceleradoras (Metaverse RoadMAP). El resultado social de este proceso se representa con frecuencia con palabras como fractura o brecha, acompañados con el adjetivo digital. Probablemente lo que quiere en realidad decirse es que las experiencias del mundo de las generaciones que coexisten o están obligadas a vivir juntas son, en cierto modo, exteriores. La experiencia, como expresión de una cierta acumulación personal de sentido e interprertación de la realidad parece hacerse convertido en calderilla social, educativa e, incluso vital.
    7. Si el mercado son conversaciones (Cluetrain Manifesto) y la vida son conversaciones, aparentemente hay algunas conversaciones cuya misma posibilidad está en discusión: la que debe darse entre padres e hijos, entre los profesores y los alumnos, entre los médicos y sus pacientes y, en general, entre todo aquel que en principio dispone de un conocimiento y experiencia valiosas y, por tanto, de autoridad y el que no. Todo esto parece ahora afectado por una ruptura radical. Los discursos, al menos, lo son: nativos e inmigrantes digitales ponen las cosas justo al revés de cómo han sido hasta ahora. La autoridad tampoco es lo que era, porque el mundo de la tecnología es un mundo de experiencias absolutamente original y muy rico en contenidos. Si vivir es acumular experiencias, las tecnologías las proporcionan en abundancia. No parece que podamos decir como antes que el no haber vivido mucho es sinónimo de carecer de experiencia (al menos entendida como acumulo de experiencias). ¿En qué consiste educar entonces? O, incluso, ¿es posible la educación?
    8. Hanna Arendt, en el que Alain Finkelkraut califica como el mejor artículo de educación del siglo XX,  considera que el papel fundamental de la educación consiste en preservar el mundo, lo valioso del mundo, del empuje, la originalidad y la incesante creatividad de los nuevos. ¿Acaso ya no queda nada que cuidar, que mantener, que transmitir? Esta es la cuestión que subyace a la permanente pregunta desde hace unas décadas ya sobre la crisis de la educación, el papel de los profesores y el mundo que colectivamente queremos construir.

     

    Si quieres, puedes seguir leyendo la tercera parte de la charla 'Enfoques y perspectivas'.

     

    ...

    Artículo

    /

    Publicado el 24.7.2009 por Ricardo Alonso Maturana

    Watermelon

    tipo de documento Artículo

    Watermelon

    El título de este blog requiere una explicación. Y el propósito también. Se la debo a algunas personas. No a muchas, claro. Pero, de manera invariable, el reducido grupo de gente de mi vida offline a la que había hecho saber, confidencialmente por supuesto, que me proponía empezar a escribir un blog, cuyo título además era Zumo de Melón, se sintieron alarmadas. Y no sólo porque saben de sobra que los diarios personales no se escriben para ser publicados, por lo que redactar un blog les parece de una vanidad egocéntrica que raya en lo insoportable, o porque crean que hay demasiada gente que escribe y poca que lee, lo que les inclina a pensar que sería muy sensato por mi parte no molestar...más, sino sobre todo porque les parece que, sea lo que sea un blog, probablemente no estoy capacitado para ello. Y el título elegido no hace más que reforzarles en esta convicción. "Sencillamente es espantoso", me dijo Isabel. Espantoso. Necesito explicarme.

    Cuando yo era pequeño era relativamente frecuente que cualquier adulto que se preciara de tal se refiriera a tí diciéndote que eras un melón. En la España de los sesenta, atiborrada de niños, esta era una forma relativamente amable de señalar que uno era un zoquete, un cero a la izquierda o que, en otra expresión de la época, tenía la cabeza llena de serrín. No sé si ahora se usa mucho esta expresión, quiero decir si los nativos digitales la usan o conocen; quizá no la conozcan porque ahora escasean esta clase de melones, pero en el mundo infantil de entonces, el de los sesenta, abundaban los melones y las melonadas, según recuerdo que decían los padres y profesores, en general poco amigos de la renovación pedagógica y cosas por el estilo.

    Con la regularidad de un diapasón mensual, Gangoiti, el peluquero del barrio, pasaba la máquina por aquel cultivo de melones, dejándoles con la leve pelusilla (o los cañones) de un melocotón. Las madres de entonces aliviaban su culpa con un "no se lo deje muy corto", a lo que aquel hombre de principios respondía, invariablemente, con un "no se preocupe". Pero a poco que levantaras la vista del DDT para ver cómo discurría el asunto sobre la tabla que se colocaba cruzando los brazos de la silla del barbero a modo de asiento, veías al contraluz el melón mondo y lirondo, del que sólo sobresalían unas orejas como de Dumbo.

    Así pues, el mundo que yo veía desde casi cualquier perspectiva era un melonar. Por supuesto, nadie se imaginaba que de allí pudiera salir una sola idea sobre, pongamos por caso, la web semántica o la decodificación del código genético. Y no sólo porque entonces esas cosas no se podían pensar todavía y hubieran resultado una ucronía de psiquiátrico, sino sobre todo porque la pedagogía de curso legal era muy poco fantasiosa y rara vez se permitía ninguna ensoñación que incluyera la idea de talento. Para cualquier chaval de mi generación era obvio que la inteligencia, fuera eso lo que fuese, vivía o habitaba en un melonar y se desplegaba por medio de la gamberrada, la burrada y el chiste, únicas armas entonces de supervivencia masiva. Así que cuando Luis, mi socio en este proyecto, dijo en una reunión que lo que estábamos haciendo era "puro zumo de cerebro", rápidamente entendí que pertenecíamos a la misma generación. Y no sólo porque sé contar (en este caso años) o porque entonces todavía se comía en las casas sesos y asaduras, sino sobre todo porque me pareció indubitable que habíamos tenido el mismo peluquero (o al menos uno que pertenecía a la misma categoría ontológica).

    Supongo que los menores de, pongamos, 25 o incluso 35 años no tienen mucha dificultad en identificar sus ocurrencias como zumo de cerebro, al fin y al cabo les han educado poniendo sumo cuidado en mantener su autoestima por las nubes, pero los que somos algo más mayores sabemos que, en nuestro caso, el zumo de cerebro es puro y simple zumo de melón.

    Cuando le dije a Isabel que iba a escribir un blog, me miró como si me hubiera salido una erupción cutánea de boletus edulis. Hay que decir en su descargo que tiene más o menos mi edad. Cuando se repuso, me preguntó de manera bastante educada dadas las circunstancias, pero obviamente preocupada, que cómo se iba a llamar. Cuando le dije que "Zumo de melón", percibí con toda claridad que no estaba contribuyendo a despejar sus dudas sobre mi buen juicio. "Espantoso", fueron sus últimas palabras, ya lo saben.

    Pilar no estaba muy segura de lo que era un blog, de modo que con su acostumbrada sensatez pasó por alto el asunto del título para centrarse en lo fundamental: "Pero, ¿crees que es necesario? ¿No hay miles de personas que hacen eso?". "¿Qué?", pregunté. "Exhibirse". Definitivamente, era mejor no generar expectativas desmesuradas con el título; para ello, zumo de melón parecía una opción razonable, en especial teniendo en cuenta mis condiciones biográficas. El resto de la gente que dice apreciarme se condujo en los mismos o parecidos términos, con la excepción de Pedro Santana que señaló que el salto entre trabajar en el desarrollo de la web semántica y hacer literatura podía ser demasiado grande para mí, "quizás un salto mortal". Gracias Pedro. Prefiero pasar por alto los pensamientos que expresaron de manera sorda, y muda, Susana, Ana, Elena, María y otras personas que trabajan conmigo. Sólo el optimismo incurable de Pablo parecía no darse cuenta del potencial peligro que encerraba el asunto. De hecho, dice mucho de su carácter el que fuera el único que viera ...algo en la empresa (aunque a la enigmática luz que arrojan sus palabras sea difícil decir exactamente qué): "tienes que traducirlo al inglés, es más global".

    Es lo mismo que dijo Luis mientras escuchábamos, en el hotel Saratoga de Palma de Mallorca, a un grupo de aficionados locales cerrar la jam session de los lunes con una despiadada interpretación del Watermelon man de Hancock: "En inglés es más global". "¿El qué?". "El ridículo título de tu blog". "¿Más ridículamente global?". "Quizá la gente piense que escribes sobre jazz, eso podría ayudar, atraer algún lector, ya sabes". "Ummm". "Claro que sólo una vez". "Claro".

    "Watermelon, ¿Qué te parece? ¿No es chulo?" "No, no es chulo, es espantoso -me dijo de nuevo Isabel- pero al menos..." "¿Al menos qué?" "Es...¿más global?"

    Nada de zumo de melón, nada de mugre. Optimismo tecnológico, progresividad, rutilantes melenas... vida digital, web semántica, web 3.0, GNOSS, puro futuro; sin caspa, porque esto es: ¡¡¡WATERMELON!!! (el verdadero zumo de melón sobre la vida digital y la web del futuro ¿o debería decir nextweb? ;)

     

     

    ...

    Categorías: