Política de cookies

GNOSS usa cookies, propias y de terceros, con finalidad principalmente técnica y necesaria para la prestación de nuestros servicios.Más información sobre nuestra política de cookies. 

 

ACEPTA para confirmar que has leído la información y aceptado su instalación.Puedes modificar la configuración de tu navegador. 

CTY. España. " SUPERDOTADOS"', 5 razones por las que NO nos gusta el término.

 

Muchas gracias a CTY, España por ayudarnos con cinco razones de peso a definir a los niños/as y jóvenes con Talento, sin el término SUPERDOTADOS.

El proyecto de Fundación Promete, se aleja de este término, por muchas razones, más de cinco, sin duda.

 

1. La superdotación NO es un atributo o condición personal que se alcanza o con la que se nace, estable e inmutable a lo largo del tiempo, de modo que unos son superdotados y otros no lo son.

 

2. La superdotación NO es un atributo o constructo que puede reflejarse en un CI. Aunque una puntuación de CI tiene cierto interés, está lejos de ofrecer alguna utilidad para planificar la atención educativa. Todos los modelos coinciden en la pertinencia de utilizar indicadores específicos y múltiples, cercanos a las habilidades que se trata de desarrollar.

 

3. Cualquier postura teórica o práctica que se adopte sobre las capacidades humanas tiene que estar ligada a la idea de desarrollo evolutivo a lo largo de la vida y a las necesarias influencias del medio: familia, escuela, amigos, etc. Podríamos decir que somos en un contexto dado. O mejor, que estamos en proceso de ser.

 

4. De acuerdo con lo anterior es posible postular la capacidad como aptitud para. Siendo así, y pensando en niños y jóvenes, todo está por hacer. El desarrollo de la capacidad, o mejor aún, su aplicación al aprendizaje en cualquier campo de la actividad humana es necesaria para convertir las meras potencialidades en talentos.

 

5. Es crucial entender, entonces, que el talento se basa en unas condiciones personales (parcialmente heredadas) que se proyectarán (en el mejor de los casos) en diversos campos de la actividad humana. Pero es también esencial entender que el talento no se desarrolla de manera espontánea. Por ello, la capacidad debe entenderse como potencial y el talento como rendimiento en mayor o menor grado, de modo que el talento es el resultado de aplicar el esfuerzo personal, la voluntad, al desarrollo de lo que inicialmente no son más que potencialidades.


 

mode_comment comentarios (2)

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

 

Querida María Dolors, deseaba que nos hicieras un comentario, primero como presidenta de FANJAC, después como madre de dos hijos con Altas Capacidades, pero siempre me impactas, sobre todo cuando preguntas sobre la normalidad.

Gracias,

2010/01/31 21:04

Si en nuestro país todo el mundo tuviera esa clarividencia nos luciría mejor el pelo, no cabe duda, pero seguimos dependiendo de enanos mentales que se basan en un número para determinar si deben o no deben atender a una criatura que presenta unas características que se salen de la "normalidad"..... ¡"normalidad"!... ¡Qué término éste!

¿Cómo se atreve alguien a hablar de "normalidad" cuando NADIE sabe dónde se encuentran los límites de ésta? ¿Cómo pueden negar atención a criaturas que no "encajan" en la rigidez de un sistema educativo victoriano, más propio de la Edad Media que del siglo XXI?

En Fanjac nos preguntamos qué criterios determinan la elección de los distintos ministros, consejeros y concejales de Educación en las determinadas Administraciones. Si el criterio fuera acertado, seguro no nos encontraríamos aún en pañales en cuanto al apoyo al talento se refiere.

¿Y qué voy a obtener a cambio? - nos dicen cuando vamos a solicitar apoyo económico.... se habrán creido que los ingenieros, médicos, investigadores, artistas.... crecen en los árboles.... tal vez sí. En el jardín de mi casa crecieron dos: uno de un olivo y otro de un roble.