Uso de cookies

GNOSS usa cookies, propias y de terceros, con finalidad principalmente técnica y necesaria para prestación de nuestros servicios y mostrarles contenido relevante. Más información en nuestra política de cookies.

ACEPTA para confirmar que has leído la información y aceptado su instalación. Puedes modificar la configuración de tu navegador.

El fomento de la autoestima en la educación

 Autoestima en pedagogía

El concepto de autoestima ha tenido papeles preponderantes en la toma de decisiones en ciertos sistemas educativos. En particular, a principios de la década de 1990, en Estados Unidos y otros países anglosajones, la autoestima se convirtió en un concepto en boga entre algunos teóricos de la pedagogía. La teoría propuesta en ese entonces decía que la autoestima es una causa de las actitudes constructivas en los individuos, y no su consecuencia, de modo que, por ejemplo, un estudiante con buena autoestima tendría buenos resultados académicos. Esta teoría adquirió una gran notoriedad e influencia entre los responsables del sistema educativo estadounidense, pero con escasa o nula validación estadística ni revisión científica._

Y sin embargo, a pesar de la carencia de pruebas de tales afirmaciones, los efectos en la forma de estructurar los planes de estudio y los cursos fueron de importantes a mayúsculos. La idea de promover la autoestima de los estudiantes llevó en algunos lugares a la supresión de cualquier medida utilizada para distinguir a los mejores estudiantes, para no afectar así la autoestima de los que no obtenían buenas notas. Fueron medidas que por lo general obtuvieron resultados contrarios a los que buscaban, al no incentivar el desempeño sino la uniformidad._

Actualmente se ha evidenciado que la promoción de la autoestima, como base de un buen desempeño escolar, es en la mayoría de los casos contraproducente y, en ocasiones, lesiva.

Extracto de wikipedia:la autoestima

¿Sufrimos las consecuencias de una pedagogía basada en el refuerzo de la autoestima?

mode_comment comentarios (3)

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Si,la autoestima es importante, tanto que muchos, perdón, pocos, la refuerzán fracasando en los estudios.

La autoestima no se aprende en la escuela, es un constructo que evoluciona con el individuo. La base de la educación es preparar para la vida adulta, a la mayoría les funciona a su manera.

La sociedad es totalitaria por naturaleza. La critica solo es admitida mientras no debilite sus cimientos. Esa es la base de la educación actual, guiar la crítica de los individuos. Acotándola con falaces tautologías.Todas nuestras leyes, físicas y sociales, son falacias.

La autoestima necesita de la falacia para flotar en un mar de incertidumbre.

Si quieres reforzar la autoestima, refuerza las falacias proteccionistas de nuestra vacuidad.

El efecto Pygmalion existe. Está científicamente definido y comprobado. Si el otro tiene buenas expectativas sobre tu capacidad y tus logros, tus resultados serán mejores. Si por el contrario sus expectativas sobre ti son negativas, tus logros serán malos. ¿Tiene entonces algún valor la autoestima en esa "ecuación" entre lo que otro espera de ti (en función de cómo te valora y te sientes valorado por él) y tu propio rendimiento y nivel de logro? Es obvio que sí. 

La autoestima no baja del cielo por arte de birlibirloque. La autoestima se construye, entre otras cosas, por la imagen que de nosotros nos devuelven los otros.

Lo que no llego a comprender es la relación que el texto propone entre autoestima, incentivos y traumas varios entre los alumnos. La autoestima puede crecer a través del logro, a través de la superación de retos. Una buena autoestima no se consigue con gratificaciones arbitrarias y concesiones gratuitas, que es a lo que tiende el igualitarismo barato y ñoño que nos han vendido como triunfo de la "democracia" en la escuela...."Si todos..., entonces todos...", "si nadie..., entonces nadie...". 

Si tuviésemos un poquito más de autoestima, individual y colectiva, precisamente -y sólo entonces-, nos daríamos cuenta de que la mejor forma de destruir a una persona es machacando su autoestima hasta el punto de que se extinga. Creo que el totalitarismo nazi sabía bastante de eso. Y también el totalitarismo comunista. 

Me gustaría saber de dónde se saca el autor de esa información de la Wikipedia (que precisamente no se distingue por su rigor y autoridad en muchas ocasiones) que "actualmente se ha evidenciado que la promoción de la autoestima, como base de un buen desempeño escolar, es en la mayoría de casos contraproducente e incluso lesiva"!!!! Quisiera tener acceso a esos estudios e investigaciones o experiencias que evidencien tamaña barbaridad. ¡Si hasta las gallinas felices ponen huevos más sabrosos!

2010/09/21 20:42

Si lo que se quiere es construir una sociedad ineficiente de personas preparadas para ser autómatas en lugar de usar robotica más productiva para esas actividades, el refuerzo de la autoestima es contraproducente.

Si en cambio queremos aprovechar el potencial creativo de la especie humana y dejar los trabajos repetitivos a las máquinas, la autoestima no solo debe potenciarse, sino defenderla de los ataques publicitarios y culturales.